• Según las Naciones Unidas, se consumen 70 millones de toneladas de ropa al año en todo el mundo.
  • En Colombia se desechan miles de kilos en textiles. Solo una pequeña parte de estas prendas son reutilizadas.
  • Más de 1.000 usuarias de El Baúl, en sólo 5 meses que está en Colombia, le están apostando al cuidado del medio ambiente, mientras adquieren diseños exclusivos a precios increíbles.

Para fabricar unos jeans se necesitan de 2.000 a 3.000 litros de agua, que se usan principalmente para cultivar el algodón.  El cultivo de esta planta representa entre el 3% y el 4% del agua que se emplea en el mundo. Adicionalmente, a la prenda se le agregan pesticidas, tintes y otros químicos, como pegamentos, oxidantes y estabilizantes.

En Europa y Estados Unidos existe una conciencia creciente sobre esta problemática.  Por eso se han generado alternativas, como por ejemplo las plantas de reciclaje.  En ellas se clasifica la ropa para venderla en el mercado de segunda mano o se transforma en bayetas para limpieza y aislantes para el sector de construcción y el sector automotriz.  Así mismo, algunas ONG venden prendas a empresas de reutilización textil a cambio de donativos y algunas empresas promueven programas de recolección y reciclaje de ropa para premiar a los clientes.

En el país, la conciencia sobre el problema ambiental que general la industria textil es incipiente. Sin embargo, tres emprendedores preocupados por el medio ambiente y amantes de la moda tomaron cartas en el asunto y crearon El Baúl. “Somos los pioneros y líderes de venta online de ropa casi nueva en Colombia que ofrece a sus clientas la oportunidad de alcanzar marcas de lujo y tradicionales, casi nuevas, a precios insólitos”, afirmó Elisa Ferrer, cofundadora de El Baúl. En la tienda se pueden encontrar marcas como Jimmy Choo, Carolina Herrera, Michael Kors y BCBG, Zara, Stradivarius en perfecto estado.

La idea fue inspirada en empresas innovadoras alrededor del mundo que implementan una metodología similar, tales como como Micolet, Percentil y Closket en Europa, Thredup y 2Timearound en USA, y Mecanse en Suramérica. “Hasta ahora hemos rescatado unas 5.000 prendas, de las mejores marcas, de ir a parar a la basura”, sostuvo Ferrer, quien agregó: “Le estamos dando la oportunidad a la mujer colombiana de tener el closet que siempre soñó, con ropa como nueva, aportando al mismo tiempo al cuidado del medio ambiente”.

Además, cuando los productos no se venden en un plazo de 6 meses, preguntan a las usuarias si quieren los artículos de vuelta o si desean donarlos. El 90% de las mujeres acceden a donar las prendas. “Realizamos mercados abiertos en donde vendemos la ropa a comunidades como las de El Codito o La Calera por mil, dos mil, tres mil pesos”, explicó Ferrer, “Ese dinero va directamente a la Fundación Mariana Novoa y el Centro de Justicia Social del Colegio Tilatá”.

Informes: http://elbaul.co/.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here