Por: Cristy Jiménez – Fotos: Cortesía Pantene

Los rumores la daban como ganadora, los periodistas que cubrían el certamen estaban convencidos de que la  colombiana sería la nueva soberana. Era un Miss Universo atípico, nunca se había hecho en enero, pero ahí estaba ella, su nombre sonaba una y otra vez en todos los medios. Los colombianos, acostumbrados a 58 años de una corona esquiva, guardábamos con recelo la esperanza. De eso han pasado dos años; Paulina se ha convertido en la presentadora revelación del país y embajadora de importantes marcas como Pantene, Falabella, BMW y Adidas.

Ese 25 de enero de 2015 el sueño se hizo realidad, atrás quedaron los comentarios de aquellos que aseguraban que faltaba mucho tiempo para que el país reclamara la ansiada corona. ¡Por fin era nuestra!

La encargada de darle esa alegría a Colombia era Paulina Vega, una joven de 21 años. La misma que dos años antes había aceptado el reto de ser señorita Atlántico y que luego se echó a sus espaldas la representación de un país. “Debo confesar que llegué al modelaje por casualidad, lo veía como un hobby, de repente me dan la  responsabilidad de representar al Atlántico y mi vida da un giro total. Yo no me maquillaba, nunca me había visto un reinado completo y luego me encuentro con miles de personas alabándome, o criticándome”, nos cuenta mientras se alista para una de sus grabaciones.

“Felicidades a la Revista Femme por su cuarto aniversario, para mí es un
honor estar presente en esta edición. Los felicito por su trabajo y gracias
por permitir que los acompañara”, Paulina Vega.

“Recuerdo que la Señorita Colombia que estuvo antes que yo, en una entrevista para ‘La W’ dijo que faltaba mucho tiempo para que una colombiana ganara un Miss Universo y que no dependía de nosotros, sino que había factores económicos de por medio. Y yo pensaba: ¿Será que me preparo, o no? Le puse el corazón al tema y mira lo que pasó después”.

De niña a modelo y luego reina
“Jamás me imaginé que iba a vivir esto. Yo crecí en una casa caótica, tengo 7 hermanos de distintos matrimonios, unos son de Pereira, otros de Barranquilla. Siempre convivimos juntos y todo el tiempo estábamos compartiendo fechas especiales, son unos lazos familiares muy fuertes. Eso permitió que aprendiera a ser una persona muy tolerante. Mis primeros años en Barranquilla fueron muy tranquilos, vivía en los parques y patinando”, asegura la ex reina.

Y añade: “cuando llegué a Bogotá fue un cambio radical para mí, al principio hubo un choque cultural, pero luego me enamoré de la ciudad. Me la pasaba con mis amigas, hasta que llegó el modelaje por sorpresa. Era un hobby, nunca fue mi sueño, cuando me decían que no a un casting, realmente me resbalaba. Era una forma de divertirme y hacer algo diferente, ‘en mi época’ (se ríe), el modelaje no era como ahora, eran pocas las que lo hacían.  Actualmente todas las niñas quieren serlo y desde pequeñas se están preparando”.

Al reinado llegó por sorpresa y porque su abuela también participó en uno. “Cuando decidí participar, di todo de mí, no quería defraudar a la gente que estaba representando”.

De reina a presentadora

En su vida Paulina ha sido muy afortunada, su ‘clave del éxito’ ha sido ponerle pasión a todo lo que se propone: “hay que ser muy constante, los logros que estoy viviendo hoy en día no son fruto de la casualidad, ni llegaron de un momento a otro, por el  contrario hay un mucho trabajo de por medio. Eso solo se consigue luchando por lo que a uno le gusta y realmente quiere hacer”.

Recientemente se ganó el corazón de los colombianos con su presentación en ‘A otro nivel’, el concurso que  mostraba el talento de cantantes profesionales sobresalientes en su trabajo y que se convirtió en líder del ‘Prime Time’. Entre  risas Paulina nos confiesa: “el canto no es una de mis virtudes, ¡prefiero la presentación! Me gocé al máximo mi paso por el programa y disfruté con el talento de estos artistas, no puedo creer que el tiempo haya pasado tan rápido”.

¡Y qué presentadora!, con su talento y sencillez, demostró ser toda una revelación.

Paulina Vega se estrena como
empresaria con un centro comercial que estará
ubicado en la capital.

K2KOBaoqDe presentadora a empresaria
Ahora Paulina se prepara para afrontar sus siguientes retos, es imagen de importantes marcas como Pantene, Falabella, BMW y Adidas. En poco tiempo la veremos como ‘embajadora’ de un centro comercial en Bogotá, será un macro proyecto económico y social del que es socia: Neos Moda.

“La parte empresarial es una de mis grandes pasiones, estoy feliz de que la vida me dé la oportunidad de  emprender este tipo de sueños. Hacer cosas chéveres, nuevas e interesantes, en simultánea con el modelaje”.

“Neos Moda es un centro comercial que va a quedar ubicado en la Avenida Jiménez con carrera 13, una esquina emblemática de la ciudad, tiene una ubicación súper poderosa. Me siento muy orgullosa de ser parte de este macroproyecto, pues va a ser un espacio muy positivo, con oportunidades de empleo, de asesorías, con buenas condiciones de seguridad, pero lo más importante es que va de la mano con una gestión social impecable. Vamos a darle a los comerciantes del centro las mejores herramientas y la mejor base para que los negocios surjan. Será una vitrina gigantesca”, asegura la joven de 23 años.

Con miras a la internacionalización
Aunque tiene muchos proyectos en Colombia, muy pronto Paulina firmará un contrato con una agencia de modelaje en EE.UU., quizá la veamos protagonizando campañas internacionales, y por qué no, convirtiéndose en el nuevo ícono latino. Con su talento y la buena energía de los colombianos, sin duda lo logrará.

Miss-Colombia-Paulina-Vega

Esta imagen quedó grabada por siempre en el corazón de los colombianos

Bella por dentro y por fuera
No podíamos dejar pasar la oportunidad de preguntarle a esta reina algunos de sus cuidados de belleza.

¿Qué productos no pueden faltar para el cuidado del cabello?
Debo confesar que mi pelo era mucho más lindo antes de los reinados, pero por los compromisos tuve que someterlo a planchas y pinzas por lo menos cuatro veces al día. Eso hizo que empezara a darle más importancia al cuidado de mi pelo. Ahí busqué a Pantene, porque tiene productos para cada necesidad, yo uso el de restauración. Sé que hay muchas mujeres que por su trabajo, sin darse cuenta, pueden maltratarlo y se los recomiendo. Antes de ser imagen de esta marca ya la usaba, también soy fan número uno de las ampolletas.

Lo que me gusta de Pantene es que piensa en la salud del pelo de las mujeres y habla con la verdad, les dice que hay que seguir un proceso, para conseguir resultados óptimos. ¡No es una varita mágica! Además, permanentemente está innovando e investigando.

¿Qué consejo le daría a las mujeres a la hora de cuidar su pelo?
Lo más importante es identificar las necesidades que quieran mejorar. Luego hay que actuar, buscar un producto adecuado para conseguir buenos resultados. Siempre digo que recomiendo a Pantene porque a mí me sirvió. Me siento feliz de ser embajadora de la marca porque soy una convencida de sus beneficios.

Aunque tiene muchos proyectos en
Colombia, muy pronto Paulina firmará
un contrato con una agencia de modelaje en EE.UU., quizá la
veamos protagonizando campañas internacionales, y por qué no,
convirtiéndose en el nuevo ícono latino.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here