SOLOGAMIA

0
442

Cuando la persona “indicada” para casarse, es uno mismo

¿No ha encontrado su “media naranja”?, pues eso ya no es problema, ha surgido un nuevo concepto, que sin duda está dando de qué hablar en todo el mundo. Para muchos egocentrismo, para otros, amor propio. ¿Quién tiene la razón?

Por. Cristy Jiménez / Agradecimiento: Tatiana López, psicóloga de la Fundación Universitaria Los Libertadores / Fotos: www.pexels.com / Intagram: @lauramesi

Sí, acepto amarme, respetarme y serme fiel para toda la vida”, con esas palabras Laura Mesi,
una joven italiana de 40 años, decidió “poner fin” a su soltería y ¡de qué forma! Según ella, con esto buscaba hacer una crítica para demostrar a quienes tienen prejuicios con el tema, que no hace falta tener a otra persona a su lado, para sentirse a gusto consigo mismo.

Ese 11 de septiembre, los medios de su país registraron la noticia y sin duda, la boda tuvo un impacto que hasta las más populares celebridades envidiarían. Decenas de medios italianos replicaron la noticia. Posteriormente explicó, que tomó la decisión luego de terminar una relación de doce años, eso la dejó lista para vivir en soledad y entender que la única persona con la que quería vivir era con ella. “Debemos amarnos a nosotros mismos”, se puede “vivir un cuento de hadas sin príncipe azul”, aseguró en una entrevista para la BBC.

Ni príncipes, ni princesas
Lo cierto es que Laura no es la primera persona en el mundo que lo hace, incluso hay registros de hombres que se han ‘unido’ de esa forma (cabe aclarar que la ceremonia no tiene efecto legal como un matrimonio tradicional). Hace un año el italiano Nello Ruggiero dejó su soltería en Nápoles (Italia). Mientras que la británica Sophie Tanner se casó en 2015 y 2 años después la BBC hizo una crónica llamada ‘Por qué dejé de perseguir al hombre correcto y me casé conmigo misma’.

Según el reporte la idea tendría sus orígenes en 1993 y previamente, se conocía como “autoboda”. Hasta Sarah Jessica Parker en la serie ‘Sex and the City’ quiso unirse al fenómeno cultural. Sin ir más lejos, la modelo Adriana Lima, posó con un llamativo anillo en sus redes sociales y desmintió los comentarios de un posible matrimonio. En su cuenta de Instagram aseguró: “estoy comprometida conmigo misma y con mi felicidad”.

En Colombia no se tienen registros públicos de este tipo de uniones, y la mayoría de publicaciones se han dado en países europeos.

¿Autoestima o egocentrismo?
Tatiana López, psicóloga de la Fundación Universitaria Los Libertadores, asegura que: generalizar sería un error y habría que analizar cada caso. En ocasiones es una respuesta para frenar la presión social que viven los solteros después de determinada edad, en ese caso se haría para complacer a los otros y eso sería darle el poder de su vida a otras personas”. Y añade: “por otra parte, la tendencia demuestra que hay un cambio cultural generacional, en donde el individuo privilegia su vida, sus metas, sus viajes, sus proyectos y estatus laboral, en este caso habría un poco de narcisismo al pensar permanentemente es sí mismos. Por ello ‘retrasan’ (entre comillas, porque no hay edad para ello) su compromiso en pareja. Algunos consideran que si no encuentran una persona que vaya acorde con su ‘modus vivendi’, esto aplazaría la consecución de sus metas y prefieren estar solos. No hay problema con ello, si son felices y quieren casarse consigo mismos, ¿qué tiene de malo?”.

¡Soy soltero y qué!
La experta continúa: “en nuestras sociedades hay que replantear el concepto de soledad (que por lo general se ve como un aspecto negativo). Se debe enseñar que hay gozo y disfrute en ello (los solteros tienen amigos y familiares con quienes divertirse), es una opción placentera tan respetable, como elegir tener una familia numerosa. Muchos podrían argumentar que es egoísta y narcisista traer 5 niños al mundo, solo por el deseo de tener una gran descendencia. Ninguna de las dos opciones es ‘mala’, tan solo son visiones diferentes del mundo. Se trata de respetar la individualidad y felicidad de cada quién. ¿Qué es mejor: tener pareja y estar amargado, o casado ‘consigo mismo’ y feliz?”

La experta concluye: “obviamente, la soltería es un estado que se debe disfrutar mientras dura, éste puede cambiar en cualquier momento. Si hay alguien que quiere hacer una gran boda, gastar dinero en ello, invitar a sus amigos, replicarlo en redes sociales y volverse famoso por eso, ¿quién se lo impide?”.

El debate está abierto y nadie tiene la vedad absoluta.

UN MERCADO CAUTIVO

Las aplicaciones digitales no han dejado escapar esta
“opción” de negocio, por eso plataformas como ‘I Married Me’
y Married Yourself Vancouver, publican casos de este tipo en
Facebook. También hay una agencia de viajes japonesa que organiza
eventos para quienes toman la decisión de casarse con ellos mismos.
Sin duda la ‘sologamia’ es una opción que crece a pasos agigantados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here