Por. Ángela Cruz
Asesoría: Dra. Julene Ortiz De Zaldumbide – Psicóloga – Sexóloga
Celular: 3176372122 – sensualemergency.com
Fotos: Univisión / expansión.mx / Baby center

Indiscutiblemente la vida en pareja tiene varias etapas y una de ellas es cuando llegan los hijos, un momento maravilloso esperado por toda la familia, pero que también trae estrés, preocupaciones y obligaciones. Justo ahí, la vida en pareja cambia. “Ya no te intereso”, “no me pones atención”, “no tienes tiempo para mí”, son algunos de los reproches que salen a la luz. Por esta razón Femme consultó a Julene Ortiz De Zaldumbide, experta en el tema para ayudarnos a mejorar esta etapa.

Las estadísticas demuestran que son muy pocas las parejas que planean cuándo tener hijos, para la mayoría convertirse en padres ocurre de un momento a otro, lo que definitivamente sacude mucho más la estabilidad de la pareja, pues las prioridades cambian abruptamente.

iStock_000017529060_MediumNoche para tres
Y como dice la canción: “una noche de copas, una noche loca… ” se convierte en una noche de pañales, teteros y llanto, donde no queda tiempo ni para dormir.

Aunque parezca muy lógico atender a un bebé, no es la excusa para descuidarse y mucho menos abandonar su pareja, pues con el paso del tiempo la llama del deseo se pierde y cuando los hijos dejan de ser bebés y niños, la pareja de amantes no existe, simplemente queda un equipo familiar sin rastros de pasión.

De alguna manera es normal que haya cambios en la relación, pues la parte física con los cambios hormonales y la lactancia, se ve fuertemente comprometida, lo que no se puede permitir es que esto se vuelva una excusa para evitar a su pareja. Con el nuevo integrante de la familia queda menos tiempo y pocos espacios para los encuentros íntimos, pero justamente estas deben ser las herramientas para crear e innovar en la relación.

Reírse, tocarse y besarse es clave
La sexóloga Julene Ortiz aconseja: “para evitar ese distanciamiento es importante tener en cuenta que así haya un “tercero” en la relación, deben sacar tiempo y espacio para estar solos. Mantengan mucho contacto piel con piel, dense más besos apasionados, involúcrense en la maternidad y paternidad de igual manera para entender mejor el cansancio físico, emocional y frustraciones del otro. Realicen actividades que aumenten la complicidad, la diversión y que no terminen necesariamente hablando del hijo o de temas básicos de manejo del hogar, sino de proyectos, sueños, opiniones y pensamientos personales que les gustaría compartir”.

No convierta a sus hijos en excusa
Sin lugar a dudas la presencia de los hijos en el hogar forma parte de la relación de pareja, pero cuando la pasión se acaba se convierten en la excusa perfecta para evitar los encuentros sexuales. Pero ¿cómo mantener la vida sexual activa? “para seguir teniendo una intimidad regular deben tener en cuenta que hay muchas formas de expresarse sexualmente, deben volver a ser novios, estimular todos los sentidos y hacer uso del cerebro que es el órgano sexual por excelencia para dejar volar la imaginación y creatividad. Planeen sus encuentros sexuales para salir de la rutina y recuperar la conexión emocional”, afirma la doctora Ortiz.

image-4408Consejos para él
  • Acepte los cambios emocionales de su pareja, cada uno adquirió nuevas responsabilidades.
  • Llévele un detalle, rosas o chocolates la harán sentirse especial.
  • Planeen una cita semanal, así se podrán mirar a los ojos sin pensar en nadie más.
Consejos para ella
  • No descuide su presentación personal, el embarazo deja algunas secuelas, pero usted sigue siendo sexy.
  • Puede cambiar de ‘look’ o comprarse algo para sentirse renovada.
  • No deje que el bebé duerma en su cama, esto alejará más las posibilidades de un reencuentro.
  • Cuando él duerme sería ideal pedir un ‘masaje’ en la espalda para relajarse y ¿por qué no?, puede ser el inicio de un furtivo encuentro sexual.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here