SALUD ORAL EN PACIENTES DE ALTO RIESGO

0
557

La higiene oral y el cuidado odontológico son muy importantes, pero se maximizan en pacientes que padecen enfermedades de alto riesgo. Femme consultó al Doctor Eduardo Neira Wiesner – Odontólogo – Rehabilitador Oral y Estético, para ahondar en el tema y seguir algunas recomendaciones.

Por. Ángela Cruz
Asesoría: Dr. Eduardo Neira Wiesner – Odontólogo – Rehabilitador Oral y Estético.
Dirección: Cra. 14 No. 75 – 77 Cons. 206 Teléfono: 217 7303
Fotos: atusaludenlinea.com – elperiodicodelafarmacia – dentalesCOE – www.colgate.com.co

Las personas diabéticas, que son difícilmente pueden recibir un implante oral, ya que este procedimiento es quirúrgico, requiere atornillar una barra metálica en el hueso y seguramente, el organismo lo rechazaría por los problemas gingivales que presentan estos pacientes.

Por otra parte, quienes padecen problemas cardiovasculares, han sido intervenidos quirúrgicamente o tienen cateterismos, toman medicamentos de por vida para el corazón, lo que les ocasiona fractura de los cuellos y una dentadura muy frágil, que requiere de un cuidado especial. Tampoco son aptos para implantes en la cavidad bucal.

Los pacientes con VIH o cáncer, obligatoriamente deben tener una asepsia mucho mayor, pues al tener bajas las defensas, presentan sentan hemorragias gingivales que debilitan la fijación de los dientes y ocasiona movilidad.

Quienes tienen estas enfermedades deben visitar con más frecuencia al odontólogo, por lo menos una vez al mes.

El cepillo se debe
cambiar cuando
sus cerdas se desgasten o cada tres
meses.
También es recomendable
hacerlo después de un resfriado,
ya que las cerdas acumulan gérmenes que
pueden provocar una nueva infección.

A continuación les daremos algunos consejos para elegir cepillos y enjuagues, pero no olviden que estos elementos deben ser formulados por su odontólogo, él conoce cuáles son sus necesidades.

Cepillos
El mercado ofrece gran variedad de formas, tamaños y modelos de cepillos dentales y generalmente no sabemos cuál elegir. Nos dejamos llevar por el que está de moda, por los colores y hasta por los precios, sin tener en cuenta que éste juega un papel muy importante en la salud oral, ya que si escogemos el equivocado, podemos ocasionar daños irreparables en nuestros dientes y la cavidad bucal.

La mayoría de los profesionales coinciden en que los cepillos de textura mediana son ideales para remover la placa y los restos de alimentos. Los de cabeza pequeña llegan fácilmente a todas las áreas de la boca, incluyendo los molares posteriores. Tenga en cuenta estas características a la hora de comprar:

Mango: anti-deslizante o de cuello flexible.
Cabeza: cónica o rectangular.
Cerdas: onduladas, planas, recortadas con forma de bóveda. Las cerdas suaves son las mejores para remover la placa y los desechos de los dientes y de las encías.

Los pacientes que son edéntulos, que tienen prótesis completas, deben utilizar dos tipos de cepillos dentales; uno con cerdas muy suaves para cepillar las encías, la mucosa oral y la lengua y otro con cerdas duras, para cepillar muy bien las prótesis dentales.

Quienes tienen retracciones gingivales o movilidad dental, deben utilizar cepillos semiblandos interproximales, de cabeza triangular, que lleguen a zonas posteriores para tener mejor higiene.

El cepillo eléctrico es una buena alternativa para las personas que tienen dificultades al realizar un buen cepillado o que padecen alguna limitación en su destreza manual.

Enjuagues

Contrario a lo que todos hacemos, deben ser medicados, al igual que las cremas, ya que el odontólogo sabe qué necesidades tiene cada persona para preservar el bienestar en la cavidad bucal, pues en algunos casos, somos nosotros quienes dañamos la dentadura por un cepillo muy fuerte y acabamos el esmalte con un enjuague muy concentrado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here