RELACIONES BASADAS EN SEXO…¿BUENAS O MALAS?

0
326

Tener sexo o no, con su pareja antes de vivir juntos, es una decisión muy personal, sin embargo, algunos expertos aseguran que es mejor evitar esos encuentros ya que dañarán la relación. Los más creyentes se aferran a los valores que se han perdido actualmente y otros muy liberales, defienden la práctica basados en que si les va bien, siguen con la relación y si no les funciona, simplemente cambian de pareja. Veamos.

Por. Ángela Cruz
Fotos: maxresdefault – Psicocine – Elconfidencial

Actualmente las relaciones de pareja suelen ser muy abiertas, el noviazgo y el matrimonio no son relevantes y se permiten acciones que antes no hubieran sido aceptadas.

El noviazgo es una importante etapa donde se conocen mutuamente. Los gustos, los hobbies, su comida favorita, la música de su agrado, en fin, es la oportunidad de saber realmente, si esa es la persona con la que va a compartir su vida, no solo la sexualidad.

Con bases sólidas
Sin embargo, el no vivir las etapas como son, se refleja en las separaciones por asuntos tan triviales como: problemas económicos, intromisión de la familia, no aceptación de las costumbres del otro, etc., lo que reafirma que no se conocen y se pierde la tolerancia porque la relación solo estuvo basada en el sexo.

Algo muy diferente a la sexualidad en el matrimonio, que es una relación plena, donde se materializa la unión.

Frases como: “¿quieres casarte conmigo?”, o “Señor Rodríguez vengo a pedir la mano de su hija”, han sido reemplazadas por: “vámonos a vivir juntos” o “yo puedo tener mi hijo sola, no necesita papá”. Seguramente es el momento para reflexionar y pensar si a usted le  gustaría que lo, o la ‘ensayaran’ en la cama, para ver si sirve o no y pensar además, en que su hijo o hija quisiera conocer a su papá.

En fin, la vida moderna, la unión libre, los divorcios exprés y los noviazgos con total libertad sexual, son algunos de los modelos de nuestra generación. Los practicantes y detractores, solo se ocupan por defender su pensamiento y la sociedad, espera por una solución donde la familia tenga de nuevo valor.

Elizabeth González de familia.com, demuestra en cinco puntos, el fracaso de estas relaciones:

1. Provocará ataduras en la pareja, es decir, si en un futuro la relación no funciona de la manera en la que ambos esperaban, se tornará complicado reparar o terminar con la misma.

2. La relación correrá el riesgo de estancarse porque la pareja encuentra una zona de confort, sexualmente hablando.

3. Puede generar falta de compromiso.

4. Tienen dificultad para identificar si es una relación funcional o no. Es muy importante reservar la intimidad sexual para la persona y momento adecuado.

5. Puede obligar a asumir responsabilidades que aún no se quieren adquirir, como un embarazo no deseado.

Por otra parte, el experto en relaciones de pareja, profesor e investigador del Instituto de Familia de la Universidad de la Sabana, doctor Jesús Álvaro Sierra Londoño, afirma que: “la sexualidad sí es muy importante en la pareja, pero su valor lo da el grado de responsabilidad con el que se asuma. La relación debería ir más allá del simple hecho de tener un contacto genital”.

CONSEJOS DE LOS EXPERTOS

– Acostúmbrese a compartir con su pareja ámbitos diferentes de la vida: fiestas con amigos y reuniones familiares.

– Vea la sexualidad como una materialización del cariño y no, como disfrute sexual.

– Recuerde: para encontrar al llamado “amor de la vida”, no se requiere compartir años y años. Simplemente, aprender a conocerlo.

– Asuma la vida sexual con responsabilidad y madurez, pensando en construir un futuro con su pareja.

– Antes de estar íntimamente con alguien, conozca detalles de su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here