QUERIDOS AMIGOS Y AMIGAS

0
1162

Dale click encima de la portada para visualizar toda la edición No 31

Como por estos días el emprendimiento brota a flor de piel, me pareció un momento importante para compartir con esos visionarios algo de mi experiencia
en los 20 años que llevo como empresaria. Decidí hacerlo a través de un recuento
de esos adagios que encierran en sí mismos sabiduría popular, un poco de picardía y gracia. ¡Pongan cuidado porque esto fue lo que resultó! “Quien no oye consejo, no llega a viejo”.

Para los emprendedores, vale la pena recordar que “quien mucho abarca, poco  aprieta” y “no por mucho madrugar amanece más temprano”, en este caso, “la paciencia hace verdaderos sabios”.

Además, “no todo lo que brilla es oro”, por eso en los negocios  y en la vida hay que tener “las cuentas claras y el chocolate espeso”. Siempre hable de frente y con la verdad: “al pan, pan, y al vino, vino”.

Eso sí, trate de acompañarse de personas talentosas, porque “dime con quién andas, y te diré quién eres”, no sobra recordar que a “quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”.

Ponga los pies en el suelo, “no hay que vender la piel del oso antes de haberlo matado” y en los momentos difíciles no olvide que “Dios aprieta, pero no ahorca”. Además “no hay mal que por bien no venga”, con-

serve la calma; “cada día trae su afán” y todo, créame, todo llega a su tiempo.

¿Quién dijo que tener una empresa era fácil? Todo lo bueno cuesta un sacrificio, por eso cuando caemos es para levantarnos. Siempre mantenga la humildad y sencillez, que no le pase lo del cura, “que no recuerda cuando fue sacristán”.

En el 2015 ¡a trabajar se dijo! “La pereza es madre de todos los vicios”, así que a espantarla porque “a quien madruga, Dios le ayuda” y “el infierno está lleno
de buenas intenciones y el cielo de buenas obras”. Mejor “no deje para mañana lo que pueda hacer hoy”. Al final usted entenderá que “el que trabaja no come paja, ni bebe agua como el buey”.

Tenga claro que el dinero no lo es todo en la vida, y frecuentemente “la ambición rompe el saco”. Mantenga la generosidad, porque “con la vara que mides serás medido”. Después de mucho trabajo recibirá los frutos y “plata llama plata”.

Y como “eso es diciendo y haciendo”, este año llega con mucha entretención, bienvenidos a esta nueva edición de Femme, en la que tenemos como invitados
especiales a Mónica Fonseca y Mario Hernández; dos personajes diferentes pero con una característica en común: Son empresarios.

editorial

firma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here