Popayán, la llamada “ciudad blanca” ha sido cuna de presidentes, próceres y poetas. Este centro cultural y religioso recibe miles de turistas. Su acogedor clima, arquitectura colonial y espíritu religioso, la convierten en destino obligado para quienes desean vivir la Semana Santa con fervor.

“La Jerusalén de América

Título dado a Popayán por ser una ciudad religiosa, con el mayor número de templos católicos por habitante debido a la alta presencia de comunidades religiosas como: Jesuitas, Dominicos, Franciscanos, Salesianos, Carmelitas, Camilianos, Agustinos y Bethlemitas.

charleston1_2013-web

El inicio de la Semana Mayor está precedido por un pregón a través del cual se dan a conocer las actividades programadas, como el Festival de Música Religiosa y las procesiones de los niños. La Semana Santa en Popayán se caracteriza por las procesiones que se realizan de forma ininterrumpida desde el siglo XVI. Allí desfilan esculturas de madera elaboradas por las escuelas artísticas de Sevilla, Granada, Andalucía, Quito, Italia, Francia y Popayán. Estos “pasos” descansan sobre andas o muebles procesionales en plataformas de madera con barrotes para que los cargueros las lleven sobre los hombros en un recorrido trazado en forma de cruz latina desde el tiempo de la Conquista. Cada año se llevan a cabo seis procesiones: una diurna el domingo de Ramos y las

cinco restantes, son nocturnas de martes a Sábado Santo. El recorrido de las procesiones cubre en total 23 cuadras.

El Museo Arquidiocesano de Arte Religioso

Es uno de sus grandes atractivos, allí se albergan hermosos tesoros artísticos de la orfebrería sacra. La colección de 12 Custodias colma las expectativas de los visitantes, pues su esplendor se aprecia no sólo en los detalles de su elaboración, sino en la riqueza de los materiales y la abundancia de piedras preciosas que las adornan.

El Festival de Música Religiosa
Nació en 1964 y lleva 51 versiones ininterrumpidas de nutridas agendas musicales. Fue declarado Patrimonio Cultural de la

Nación mediante la Ley 891 de 2004. Su trayectoria lo convierte en uno de los Festivales de Música más antiguos del mundo en su género.

Iglesias, parques, coliseos, casas de la cultura y teatros son los escenarios perfectos para orquestas, grupos corales, cuartetos, tríos, duetos y virtuosos concertistas de los cinco continentes quienes deleitan a los espectadores con una variada gama musical e instrumental, estimulando particularmente la música “sacra”.

Sin lugar a dudas el que la celebración de la Semana Santa haya sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial, no solo se debe a la devoción y gran fe de sus habitantes, sino a la presencia de numerosas iglesias en la ciudad..

Templos en Popayán

— La Iglesia de la Ermita es una de las más antiguas, conserva el arte colonial y allí están las imágenes del Señor Crucificado, la Italiana del Jesús Nazareno y la Santa Rosalía de Palermo.

— El Templo de San Agustín actualmente es el colegio femenino de las hermanas agustinas. De ahí partió la primera procesión de Semana Santa. La imagen de la Dolorosa, el Cristo del siglo XVI y el púlpito barroco, son visita obligada.
— La Iglesia de Santo Domingo fue el primer templo para venerar la imagen de la Virgen del Rosario.

— La Iglesia de San Francisco se destacada por su estilo arquitectónico perteneciente al barroco neogranadino.

— La Catedral Basílica Nuestra Señora de la Asunción está ubicada en un costado del Parque Caldas, es considerada una de las construcciones religiosas con más historia en la capital del Cauca y rinde culto a la Virgen María.

Otros lugares de interés

El Centro Histórico de Popayán es uno de los mejor conservados de América Latina, hace más de cuatro siglos sus calles custodian una maravillosa arquitectura colonial.

El Rincón Payanes es conocido como (Pueblito Patojo), es un lugar muy especial, allí están las réplicas de los monumentos más representativos de Popayán: La Torre del Reloj, El Puente del Humilladero, Puente Chiquito, Teatro al Aire Libre y casonas coloniales donde se instalan puestos de dulces y artesanías.

El Morro del Tulcán es una pirámide construida en la época precolombina desde donde se puede apreciar la ciudad. En la cima está Sebastián de Belalcázar, su fundador.

La Torre del Reloj es un bello lugar símbolo de la ciudad.

El Teatro Municipal Guillermo Valencia es considerado uno de los mejores del país por su excelente acústica y el estilo ecléctico que lo caracterizan.

La Casa Museo Negret y El Museo Iberoamericano de Arte Moderno son determinantes en el ámbito artístico nacional, están ubicados en una casa que data de 1781.

La Universidad del Cauca fundada en 1827 por decreto del General Francisco de Paula Santander, tiene su sede principal en el antiguo convento de la comunidad dominica, claustro que constituye uno de los mejores ejemplos de arquitectura religiosa de la ciudad.

Popayán también tiene planes ecológicos, a 30 Kilómetros de la ciudad está Coconuco que ofrece las piscinas más cálidas de la región y también medicinales aguas termales. Allí, podrá disfrutar de un contraste climático de frío y calor en un paisaje rodeado de cascadas naturales donde se puede practicar rappel; el alquiler de cabañas, camping y caballos, son otros de sus atractivos.

El Parque Puracé es otro espacio natural, está ubicado a 44 kilómetros de la ciudad, páramos, ríos, lagunas y valles de frailejones hacen parte de su paisaje donde se puede apreciar el Cóndor de los Andes y escalar el majestuoso Volcán Puracé hasta la cima.

Pero septiembre también es un mes propicio para visitar la capital del Cauca, pues desde el año 2003 se celebra el Congreso Nacional Gastronómico de Popayán, una actividad que le mereció el reconocimiento de la UNESCO y fue nombrada: Ciudad Gastronómica de la Humanidad, siendo Popayán el único lugar de Latinoamérica con esta distinción.

Así que si no pudo viajar en Semana Santa puede programar su viaje para septiembre y darle gusto a su paladar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here