Siempre se ha dicho que en la vida hay que hacer tres cosas: sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. Pues encontramos una aplicación que nos puede ayudar con la primera; por un costo de 20 dólares, siembran el árbol en el Amazonas, le ponen su nombre y personas nativas lo cuidan por tres años, hasta que esté lo suficientemente fuerte para crecer solo.

Por. Cristy Jiménez Fotos: Saiving the Amazon

Saiving the Amazon es una aplicación digital que busca reforestar la Amazonía colombiana, mientras ayuda a la población indígena del Vaupés. La idea es que por un costo de 20 dólares las personas interesadas en ayudar al medio ambiente, puedan poner su granito de arena adoptando u obsequiando un árbol.

Los indígenas de la zona son las personas encargadas de la siembra, pues conocen los secretos de la tierra, saben cómo abonar el terreno y los cuidados que requieren las plantas nativas para que la tarea sea más efectiva. Parte del compromiso de la aplicación, es que cada tres meses le estarán enviando una fotografía de la evolución de su árbol. Si lo desea con su nombre, a través de Google Maps puede geolocalizarlo y confirmar el crecimiento y estado de este “hijo” ecológico. Los árboles sembrados pueden ser especies maderables, comestibles y medicinales.

Sí se puede
De acuerdo con Ximena Patiño, presidenta de Saving the Amazon, “los árboles son sembrados por los indígenas en su resguardo. La aplicación nació con la idea de combinar tecnología de punta, con la posibilidad de combatir la destrucción del Amazonas, pieza clave para la supervivencia del planeta, mediante la reforestación”. Y es que las cifras no son nada alentadoras, según un informe de Greenpeace, casi el 20 por ciento de la superficie arborizada del Amazonas desapareció en 40 años. Si seguimos con la tendencia, para 2050 la zona perderá hasta un 50 por ciento de su extensión.

Por eso, entre los retos propuestos por esta compañía, está plantar más de 72.000 árboles al mes, más de 4,5 millones en los próximos 5 años. Al proyecto se pueden vincular personas naturales (Adopta un árbol) o empresas públicas y privadas (Siembra un bosque). La aplicación es gratuita y está disponible en la App Store o Google Play.

Salvar al Amazonas y a su gente es una causa de todos, pues el ‘Pulmón del mundo’ (como también es conocido), produce el 25 por ciento del oxígeno del planeta y allí habitan cerca de 30 millones de especies animales y vegetales.

Los indígenas de la selva amazónica del Vaupés tienen la creencia de que morimos dos veces, cuando dejamos de respirar y cuando nuestro nombre deja de ser pronunciado, por eso los árboles son cuidadosamente marcados con los nombres de sus patrocinadores.

maxresdefault¿Por qué poner el nombre?
Los indígenas de la selva amazónica del Vaupés tienen la creencia de que morimos dos veces, cuando dejamos de respirar y cuando nuestro nombre deja de ser pronunciado, por eso los árboles son cuidadosamente marcados con los nombres de sus patrocinadores, para que de alguna manera queden inmortalizados.

Ahora cuando usemos el refrán (y ojalá lo llevemos a cabo): siembra un árbol, ten un hijo y escribe un libro, no  estamos diciendo otra cosa diferente, a dejar una huella provechosa a la humanidad. Un árbol: subsistencia para el futuro, un libro: transmitir el conocimiento adquirido a lo largo de nuestra vida y un hijo: una persona de bien que
disfrutará del legado construido.

Al proyecto se pueden vincular personas naturales (Adopta un árbol) o empresas públicas y privadas (Siembra un bosque). La aplicación es gratuita y está disponible en la App Store o Google Play.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here