¿NECESITA AYUDA?

0
81

Buscar ayuda no está mal. Es más, todos los seres humanos deberíamos hacerlo si sentimos que algo no anda bien con nosotros.

Acaso ¿por qué está mal acudir a un especialista? ¿Siente temor de que los demás vayan a murmurar a sus espaldas y hablar mal de usted? ¿Qué el mundo está o estará en su contra? ¿Qué toda relación que inicia termina en desastre? Déjeme decirle que si piensa de esa forma, definitivamente hay un problema con usted y muy seguramente tiene solución si le pone ganas, voluntad y acude a la persona correcta.

¿Cree acaso que por contarle sus más íntimos secretos al vecino, tendero o bartender sus problemas mágicamente desaparecerán? Pues NO. Por el contrario, seguramente alguno terminará siendo el “chismoso” del cuento y su problema ya no será suyo y de su vecino, sino de toda la cuadra y del amigo de su amigo, que vive en otra ciudad.

Piense con quién cuenta y lo más importante, a quién le cuenta, déjeme explicarle. Si usted no sabe qué hacer con su vida, muchísimo menos el de al lado, que escasamente sabe sobrevivir y pagar recibos. Ante cualquier circunstancia hay que tener fortaleza emocional y ser capaz de tomar decisiones. No podemos esperar a que aquellos que nos rodean nos solucionen la vida.

Antes de conocer a alguien “especial” ¡conózcase a usted mismo! Exactamente por no tener un buen descubrimiento propio, por no ser suficientemente estables emocionalmente y por no confiarse, ni amarse lo suficiente, es que recién casados deciden divorciarse a los dos meses. Los mismos a los que las plantas se les mueren a la semana y hasta sus amistades se cansan de compartir tiempo con ellos, es más, ni sus mascotas los soportan y ¡se escapan! (sí, les mintieron cuando les dijeron que supuestamente su gato o su perro o cualquier animal que haya tenido de mascota se había perdido). Fíjese en usted mismo y evalué si hay posibilidad de que hasta su mascota haya decidido alejarse ¡Ja!

¡No nos convirtamos en el Grinch de esta Navidad! Mirémonos fijamente frente al espejo y pensemos seriamente en lo que está sucediendo con nuestras vidas y enfrentémonos a nuestro peor enemigo: nosotros mismos. Démonos la oportunidad de mejorar aspectos de nuestras vidas que no nos dejan convivir en armonía con los demás. Y si es necesario buscar ayuda para lograr ese objetivo está bien. Precisamente son profesionales que dedican más de 5 años de su vida (en ocasiones 10), para poder brindarnos una solución real y objetiva.

Ningún ser humano es perfecto, así aparente una vida de ensueño. Todos tienen problemas como nosotros. Somos seres frágiles que debemos atender no solo heridas o problemas físicos, sino emocionales. Dejemos de ser enemigos de nosotros mismos y convirtámonos en nuestros aliados. Si lo desea, no lo dude, busque ayuda con un especialista.

Informes:
ÁNGEL YÁÑEZ
Dirección: calle 65 No. 2 – 19
Teléfono: 211 3731

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here