Para los recién casados, para los recién trasteados, para los que se fueron de la casa materna, para los remodelados, para los que quieren un cambio, para los que les gusta dar regalos especiales; para los que se ‘babean’ en las galerías, para los que tienen esa pared blanca esperando, para todos ellos y los que se nos queden por fuera; llega ‘My Wall’ (Arte a tu medida): una boutique de arte, donde no hay que ser millonario para poder comprar.

Por. María Claudia Spataro
Fotos: Cortesía Verónica Fonseca

Este divertido párrafo es más que eso, es la filosofía con la cual Verónica Fonseca, entró a “democratizar” el Arte, poniéndolo al alcance de todos los bolsillos y llenando de luz y color, los muros de las muchas personas, que desde hace 3 años, compran sus cuadros.

Verónica es publicista y trabajó seis años en este sector, cuando se casó y gracias a que decidió tener más tiempo para su vida en pareja, siguió el modelo de negocio que su esposo (hijo de una artista), tenía en mente desde hacía tiempo.

La idea de hacer obras originales, 100% pintadas a mano, adaptables a todos los gustos y espacios, pero que no cuesten una fortuna, es ahora una realidad.

Hace unos años,
no podíamos siquiera imaginar
comercializar de esta manera
nuestro trabajo y
mucho menos pensar en tener a
nuestro alcance una obra original, a buen precio.


Arte flexible
El amor por el Arte, la Arquitectura, el Diseño y manejo de los colores, la llevó a producir bellas obras que sin ninguna pretensión y manteniendo una directriz, están a la vez sujetas a cambios en formato y color para satisfacer así, a sus clientes.

“El arte que hago es flexible, sin tanto ego y pensado para la gente. Involucro a las personas para que decidan qué les queda mejor en su espacio y, además, les ofrezco mi asesoría”, asegura Verónica.

El trabajo y las redes sociales
Esta bella y talentosa joven, tiene a sus 31 años, el trabajo que muchas mujeres desearían. Pinta sin parar con la ayuda de su madre, se mueve como pez en el agua por las redes sociales, en las cuales, siempre hay alguien necesitando comprar alguna obra con precios asequibles y generalmente, pensada para un lugar, persona o momento específico de la vida.

Verónica maneja su negocio desde su celular. A través de Instagram y Facebook, la artista exhibe sus obras y recibe llamadas y mensajes de clientes interesados. Además, desde septiembre del año pasado, gracias a una convocatoria presentada en la página Wikimujeres, ‘My Wall’ realizó una alianza con la aplicación Rappi, para que quienes deseen puedan regalar o recibir en su casa los cuadros.

“La verdad, mi mayor vitrina son los clientes, porque ponen los cuadros en su sala, en el comedor, en su  cuarto… están siempre ahí y atraen otros compradores”, asegura Verónica.

Hace unos años, no podíamos siquiera imaginar comercializar de esta manera nuestro trabajo y mucho menos pensar en tener a nuestro alcance una obra original, a buen precio.

Ha participado en varias ferias de diseño y en el 2015 y 2017, ‘My Wall’, hizo presencia en la Feria Buró, donde sus mini cuadros de distintos colores y diseños, fueron un éxito y les dieron la pauta para enfocarse en un segmento del mercado: la gente joven, los recién casados y en general, personas ‘relajadas’ que cambian constantemente y que aman el arte al alcance de la mano.

Informes:
Instagram:@shopmywall
www.facebook.com/shopmywall
shopmywall@gmail.com
3182110615
Bogotá, Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here