MARCELO CEZÁN: EN SU “CUARTO DE HORA”

0
2065

Marcelo cezan web

Desde hace seis meses presenta 15 Minutos TV y su carrera profesional es ejemplo de que el tiempo de fama puede extenderse o renovarse continuamente si logras vencer tus miedos. En su caso ha aprovechado sus talentos y descubierto otros, ha sido futbolista, odontólogo, modelo, cantante, compositor, actor, presentador y animador. Incluso hizo música para el método Zumba.

En esta entrevista nos confiesa que se quiere casar y construir una familia, su vida espiritual ha dado un vuelco de 180 grados y la vive sin caretas. Presenta su programa Cara o Sello, grabó un par de canciones, hará cine, próximamente será animador y este mes estará en temporada con el musical Cartas a Papá Noel, de Misi Producciones; una muestra de que Marcelo está en su mejor cuarto de hora.

Odontólogo de la universidad del Valle, ¿ejerció o no su profesión?

La Odontología fue una obligación familiar de estudiar algo. Cuando me gradué del colegio era muy joven. A los 15 años mi única vocación real era el fútbol y me iba muy bien, me llamaban del Deportivo Cali, les gustaba mi juego. Cuando tenía 13 o 14 fui seleccionado en un torneo semillero que se llamaba la Copa Sarmiento Lora y quedo en el grupo final. Pero a mi papá no le gustaba la idea, decía que ese no era el ambiente que quería para mí, que no había futuro y tenía razón, era otra época. Actualmente me hubiera dicho ¡ya!

Mi papá me dijo: “estudie lo que sea, pero quiero que me dé un ‘cartón’. Así luego se dedique a otra cosa”, elegí Odontología por descarte y me di cuenta que era complicadísimo, de primer a quinto semestre compartíamos materias con los médicos. Me estaba volviendo loco. Sin embargo, terminé la carrera. Desde segundo semestre entro al modelaje (me descubre Carlos Arturo Zapata), y me doy cuenta que las pasarelas y el carisma

con la gente son lo mío, termino la carrera, aunque nunca la ejerzo.

Pero siendo franco, en las prácticas… ¿usted anestesiaba con inyección o con los ojos?

Con los ojos (Risas)… Ir al odontólogo no es una experiencia chévere para nadie. A mí me daban la responsabilidad de anestesiar a los niños más inquietos, como yo no tenía la típica pinta de odontólogo: usaba el pelo largo y era atlético, eso permitía que hubiera buen “feelling”, además les sacaba un balón de fútbol, les decía que el mosquito los iba a picar, inventábamos saludos, los anestesiaba y los remitía donde otro compañero. La Odontopediatría hubiera sido un rumbo que me favorecía.

¿Cuándo nace el canto?

Empezaba a destacarme dentro del círculo de modelaje en empresas como Coltejer y Fabricato, entonces Chacha Posada (la dueña de Informa), me acoge dentro de su empresa. Yo quizás no era el más alto, ni el más ‘pintoso’, pero en pasarela las chicas reaccionaban mucho conmigo.

Un día en Cali llegué al ensayo de un desfile y una compañera me comenta que el novio tenía una banda de rock y que al cantante lo habían llevado para el ejército. Que tenían un presupuesto para grabar dos canciones y todo estaba listo, pero no había cantante. Yo tocaba tiple y cantaba desde los 5 años, teníamos una banda familiar, por lo que sabía de afinación. Lo único que se me ocurre decirle es: ¡Yo canto!

Llama al novio que era un rockero y me hacen la audición, él dijo que estaba afinado, que debía estudiar un poco de técnica pero quedé. Quince días después estaba en un estudio de grabación cantando. El grupo se empieza a sorprender de cómo entendía la música, además tenía la pinta y eso atraía a las mujeres. La banda Láser empieza a tomar forma. Recuerdo que empezamos a figurar en Caracol Radio, me entrevistó William Vinasco para su top 40, íbamos como de 15. Eso fue un gran logro, ahí me descubro como músico y me doy cuenta que mis voz es más Pop y Reggae.

¿También compone?

Sí, así es. Llega un momento en que empiezo a sentir que yo nací para ser solista, me marcho de la banda y decido contratar a los mejores músicos de Cali. Empiezo a tocar como Édgar Gómez y su banda… recuerdo a Cali empapelada con ese nombre. Luego me contratan para un sitio fijo en donde hacía los cover de Franco de Vita, Bob Marley, de vez en cuando cantaba una composición mía y el lugar empezó a crecer. Su nombre era ‘Clásicos Jazz Bar’, ahí me ‘echan el ojo’ de Sony Music.

MArcelo cezas web 2

 

“La Navidad es tiempo de reconciliación, de decir: TE PERDONO O PERDÓNAME. De limpiarnos un poco de esas cargas”.
¿Cómo nace la ‘marca’ Marcelo Cezán?

Sony contrata al argentino Eduardo Paz para hacer una correría por toda Colombia y encontrar talento. Se entrevista con Nicolás Tovar, Shakira, Alejandro Martínez y todos los jovencitos de la época y nadie lo convencía. Llama a Kike Santander y él le cuenta que yo cantaba en este sitio junto con una amiga. Cuando Eduardo me ve entrar, dice: “ese es”, -¿pero si no lo has oído cantar?,- le decía la gente-, “no me importa”. Después canté, lo hice bien y me ‘bautiza’: “ahora te llamarás Marcelo Cezán”.

¿Vendió muchos discos?

Si, sobretodo ‘Nueve semanas y media’, producido por Kike Santander. Fueron tantos discos que, para mí, Sony enloqueció. Para el segundo hicieron a un lado a Kike, a Eduardo Paz y a Estéfano. Me llevaron a un callejón sin salida en el que debo aceptar que no tuve la fuerza para decir: no. Después vino un disco hecho en España con muchísimo presupuesto y no pasó nada.

¿La música es un complemento para su nuevo reto como presentador?

Nunca he abandonado la música, yo tuve un estudio de grabación durante 8 años, hice más de 25 canciones para el método Zumba, en ritmos como Reguetón, Cumbia etc. Grabé un disco de Salsa Clásica con Ricardo Leyva, en ese momento él tuvo un problema muy grande y el proyecto quedó ahí.

“Tuve una experiencia no grata en Cali como presentador hace muchos años y después cuando me hacían ofertas para PRESENTAR YO DECÍA NO SIRVO PARA ESO. La vida me mostró que sí”

El canto es un complemento para mí, muchas veces me contratan para presentar y es un plus. Abro cantando, animo y cierro cantando. Me ha servido en mi faceta como presentador porque con los invitados yo recurro a mi guitarra. Hace un tiempo estuve en un evento que se llama Ciego Sordomudo e invitan a artistas a cantar. Cuando llego allí, veo que está toda la industria de la música, era importantísimo, había mánagers, disqueros y pienso: ¿dónde me metí? Yo creía que era algo entre amigos. Mantuve un bajo perfil y oré mucho debo decirlo.

Eran 12 artistas y me llamaron de penúltimo. Subí a hacer esta canción con tanta entrega que mis colegas me dijeron: nos aplastaste, fuiste el mejor de la noche, toma mi tarjeta, hagamos una canción. El resultado es que estoy grabando dos canciones con gente de la banda Superlitio.

¿Toda esa trayectoria le abrió pasó a la TV con Bravíssimo?

Lo que es para uno nadie se lo quita y ahí veo la mano de Dios. Tuve una experiencia no grata en Cali como presentador hace muchos años y después cuando me hacían ofertas para presentar yo decía: no sirvo para eso.
Cuando llego a Bogotá me cuentan que había un casting al aire y que cada fin de semana había un nuevo presentador y la gente votaba. Yo dije: no sirvo para eso y me insistieron. No pierdes nada. Accedí, llevé mi guitarra, hice el programa y quedé. Empecé a desarrollar un estilo, a no tener máscaras, la gente empezó a conocerme y a verme como un presentador.

¿Cuántos años en Bravíssimo?

Duré 4 años. De ahí salgó y Claro me ‘echa el ojo’ para el Magazín de Así somos ¡y qué!, hago el casting y me lo gano. Claro vio la versión mejorada de mí, con la experiencia que había tenido en Bra-víssimo.
A partir de ahí, Juan Ignacio Velásquez de Caracol TV, me ve y me llaman para el casting de Do, Re Millones y quedo.

Usted tiene los ingredientes para ser un gran animador como Pacheco.

Con todo respeto porque Pacheco es único, creo que tengo los ingredientes para ser un gran animador. En Compre la Orquesta él le ponía apodos a los músicos, eso lo quise conservar en Do, Re Millones. Hay un proyecto que se llama ‘100 Colombianos dicen’, que próximamente saldrá al aire, ahí pude experimentar, aún más, mi faceta como animador, ese es un gran paso adelante para mí.

En este momento está presentado ‘15 Minutos TV’ ¿cómo es esa experiencia?

Hace mucho tiempo la Revista 15 Minutos tenía ganas de pasar al formato de televisión, pero no sabía cómo hacerlo. El factor musical de nuevo me ayudó para que me tuvieran en cuenta, eso ayuda a romper el hielo y facilita muchas cosas con los invitados. Por ejemplo con Wilfrido compartimos tarima, Andrés Cepeda había trabajado para mí y ¡no me acordaba!
Para JuanSe Quintero se hizo un casting. La idea era usar la marca 15 Minutos TV y darle a la gente entretenimiento, no hablamos mal de nadie, que cada quien saque sus conclusiones.

marcelo cezan web 3

¿Cómo se define Marcelo?

Soy una persona inquieta espiritualmente. He buscado en la Metafísica, el Mentalismo, el Taoísmo, vengo de una familia católica y fui rastafari, siempre he tenido la inquietud de ser un mejor ser humano.
Hace 5 años le di la oportunidad al Cristianismo y arranqué en ese camino. He pasado por muchas etapas, ahora estoy en un momento en que le pedí a Dios ser un cristiano radical en mis decisiones, pero respetuoso de las de los otros. No bebo (he tenido malas experiencias, tomé malas decisiones, le hice daño a la gente y prometí cosas que no cumplí). Estoy tratando de enaltecer a la gente, no criticar. También le pedí a Dios en oración no perder mi esencia, soy caleño, soy futbolero, salsero, alegre y no quería perder eso.
He tomado determinaciones radicales, he organizado mis finanzas, le he dado valor a lo que verdaderamente hay que dárselo. Diezmo, doy porque recibo tanto que no puedo ser tan injusto de no devolver, cuando sé que es una obra real.
Es imposible negar a Dios, la forma cómo nos relacionemos con él depende de cada cual.

La gente habla de una novia “ausente”, eso pone felices a las fans. ¿Suenan campanas de boda?

Me ennovié hace 4 años y cuando llevábamos 3 terminamos la relación porque no se concretaba nada, tenía dudas y le incumplí cosas. Hace unos meses empecé a extrañarla a valorarla y la busqué, entramos en un terreno de reconquista, de ir poco a poco, de detalles, hasta que hace cuatro meses regresamos.
Me quiero casar, construir un hogar. Estamos sometidos a un filtro de la Iglesia para ver si estamos listos para pasar a la siguiente etapa.
Michelle (Gutti) es una mujer de Dios, valiosa, muy talentosa: canta, baila y actúa. Ella trabaja en doblajes de voz, fue la protagonista de la película ‘Reguechicken’. Es artista Zumba y nos entendemos muy bien.

¿Cómo fue el tema del admirador secreto?

Fue toda una estrategia en donde yo era su admirador secreto, nunca había hecho eso. Con toda humildad lo digo, nunca había tenido que conquistar a una mujer, quizás por circunstancias, por el medio y por ciertas características siempre se daba todo. Cuando terminamos con Michelle y vuelvo a aparecer en su vida ella estaba un poco reacia, le daba miedo y es lógico. Entonces me uní con Amador Padilla y diseñamos la estrategia, empecé a enviarle unos regalos anónimos. Ella se dio cuenta que era yo por ciertos detalles en la escritura, siempre se lo negué, pero la cosa funcionó

“Soy una persona inquieta espiritualmente. He buscado en la Metafísica, en el Mentalismo, en el Taoísmo, VENGO DE UNA FAMILIA CATÓLICA Y FUI RASTAFARI, siempre he tenido la inquietud de ser un mejor ser humano. Hace 5 años le di la oportunidad al cristianismo”.

porque se dio cuenta que estaba haciendo algo más allá. Me gustó conquistar y hasta ahora está teniendo un final feliz.

¿Cómo contribuiría a terminar el maltrato contra la mujer?

La sociedad es injusta con la mujer y siempre se le juzga el triple: a los 40 años un hombre está en su momento de soltero cotizado, a una mujer de esa edad “la dejó el tren”. Hay muchos conceptos por cambiar, las nuevas generaciones deben entender que, aunque somos diferentes, debemos acabar con esos mitos sociales.
Desde el hogar las madres y padres debemos inyectar valores y respeto por la mujer, ese valor le queda al niño para toda la vida. Para los adultos la única forma de respetar a una mujer es desarrollando una maduración espiritual. Tiene que haber una revolución en ese aspecto.

¿Qué viene para usted?

Estoy en una etapa de mi vida en la que me gusta sorprenderme… la palabra dice que cada día trae su afán. Yo voy de semana en semana, sí me gusta planear, pero no a tan largo plazo.

Por favor, envíele un mensaje navideño a nuestros lectores y lectoras.

La Navidad es celebrar el natalicio de Jesús, un mensaje de amor y de perdón. Es tiempo de reconciliación, de decir: te perdono o perdóname. De limpiarnos un poco de esas cargas. Aprovechemos ese sentimiento de reconciliación que se despierta en la gente para llamar al familiar con el que no hablamos hace tiempo. ¡Vale la pena!

MARCELO CEZÁN web 4

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here