Periodista y editora. Comunicadora Social con maestría en Ciencias Políticas de la Universidad Javeriana. Ha trabajado en revistas como Cromos y Magazín Al Día y en los proyectos editoriales: Cien años de relaciones entre Colombia y Suiza, 50 años de los Salones Nacionales de Artes Plásticas y 30 años del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, entre otros. Ha sido directora y guionista cinematográfica y docente de las universidades Jorge Tadeo Lozano, Sabana y Central.
35 AÑOS POR LA VERDAD Y LA LIBERTAD

Pagar el riesgo de luchar por la verdad, la independencia, la responsabilidad y la libertad de información es lo legítimo y glorioso del periodismo y de quienes lo ejercen. Claro que en el camino, esa batalla, a veces, se gana y otras se pierde. Y valorarla es muy difícil. Y lo es mucho más, cuando un periodista es quien califica y evalúa a otro periodista. Esto es lo que ha sucedido en el Premio Nacional de Periodismo CPB, el premio de periodistas para periodistas, desde hace 35 años cuando fue creado.

La primera versión se realizó en 1982, año en que Colombia tenía alrededor de 15 millones de habitantes, Belisario Betancur fue elegido presidente de la República y Gabriel García Márquez recibió el Nobel de Literatura.

El jurado estuvo integrado por los periodistas Lucy Nieto de Samper, Daniel Samper Pizano y Alfonso Castillo Gómez, quien falleció, en plena escogencia de los trabajos y fue reemplazado por María Teresa Herrán. Los ganadores fueron Guillermo Aldana, del Noticiero 24 Horas, por el avión de Aeropesca secuestrado por guerrilleros; redactores de El Heraldo, por su campaña sobre parálisis infantil en Barranquilla; Yamid Amat, por el golpe de Estado en Bolivia; y John Jairo Alzate, de El Tiempo, por sus fotos sobre fusilamientos del M-19.

Fernando Barrero, hoy director del Teatro de Bellas Artes de Cafam y quien entonces era el presidente del CPB, recuerda que se estableció que el Premio se debía entregar el día del periodista, el 9 de febrero, en el programa de televisión “La noche de los mejores”. Entonces, para la entrega de ese primer premio, Barrero tocó las puertas de grandes personajes y todas se le abrieron. Fanny Mickey, prestó el Teatro Nacional; Alejandro Montejo, entonces director de Inravisión, cedió un espacio en el Canal Uno; Julio Sánchez Cristo, quien es el mejor productor de televisión, hizo la transmisión con equipos de Producciones JES; Patricio Wills Romero, quien era el vicepresidente de RTI, prestó sus oficinas y ayudó a que sus clientes pautaran para el programa; y Alfonso Castellanos y Margarita Vidal, aceptaron ser los presentadores.

Hoy, tres décadas y media después, el Premio se ha adaptado a los grandes acontecimientos, a las nuevas narrativas, a la tecnología y a los retos del oficio. Por eso, para la versión del 2017, se creó un premio especial para el mejor trabajo sobre la paz, porque, el Círculo de Periodistas de Bogotá, no podía estar ausente ante el histórico momento del acuerdo de paz entre el gobierno del Presidente Santos y las FARC. La acogida fue asombrosa. En un mes, se postularon 404 trabajos, el récord más alto de postulaciones de los últimos años. De éstas, sorprende que se postularon 52 trabajos sobre la paz y 34 libros. Todo un reto para el jurado integrado por Germán Santamaría, Álvaro García, Vladimir Flórez, ‘Vladdo’, Daniel Coronell, Javier Ayala, María Elvira Arango y Carlos Gustavo Álvarez. Un extraordinario jurado, que como el de 1982, está integrado por célebres y acreditados periodistas, que elegirán y premiarán los mejores trabajos el día del periodista, el 9 de febrero, en el programa producido por Caracol Televisión bajo el mando de Amparo Pérez, y emitido por el Canal Uno, llamado “La noche de los mejores”, y valorarán como siempre la verdad, la independencia, la responsabilidad y la libertad de información.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here