LINDA PALMA… LECCIONES DE GRATITUD

0
112

Es hermosa, carismática y espontánea, esas características la trajeron por los caminos impensados de la televisión y hoy, la convierten en una de las presentadoras más queridas del Canal Caracol.

Por: Cristy Jiménez Fotos: Andrés Reina andresreinafotografo@gmail.com Instagram: @andresreinafoto
Makeup. Marcela Suárez – Instagram @marcelasuarezmakeup
Vestuario. Franz by Franz Serrano Instagram @franzfashionstyle

“El que llega, saluda”, así reza un popular refrán y eso sí, que lo tiene claro Linda Palma, que con un simple “hola, ¿cómo están?” y su buena vibra, alegra a quien se encuentre.

Ese carisma es producto de una particular “mezcla” (si se puede usar el término), entre madre barranquillera y padre llanero. Su mamá siempre ha sido una mujer social, amorosa, creyente y atenta a escuchar las necesidades de la gente. Su padre, por su parte, es un hombre responsable y cariñoso, que por su oficio en las Fuerzas Militares tuvo que trasladarse con su familia a diferentes regiones del país.

Esa fue sin duda, una gran oportunidad para Linda conocer diferentes culturas, sin embargo, su niñez la vivió en Bahía Málaga, un paraíso colombiano, ubicado en el Pacífico.

¿Cómo fue esa época?
Recuerdo que era una niña muy activa, jugaba todo el día, era muy soñadora y curiosa. Gracias a Dios crecí con mis hermanos en una bahía y teníamos la posibilidad de interactuar con la naturaleza y hacer cosas fantásticas, una oportunidad que a veces los niños de ciudad no tienen. De un lado había selva y del otro playa, allí migran las ballenas jorobadas para tener a sus ballenatos. ¡Yo tenía osos perezosos frente a mi casa! Era hermoso.

Fue una infancia muy inocente, tanto por la crianza de mis padres, como por el sitio donde estábamos. Jugué con muñecas hasta los 14 años. Me encantaba bailar y participar de las actividades culturales del colegio. Aunque no lo crean, era una niña muy introvertida, soy espontánea, pero no me considero acaparadora. La gente cree que hablo mucho, pero no es cierto. Soy tímida.

¿Cómo eran esos sueños de niña?
Jugaba mucho a ser una exitosa empresaria. Yo era “mandona” (risas), entonces casi siempre mis juegos estaban relacionados con “la empresa”. Mis 4 hermanos eran los encargados de trabajar conmigo. Éramos muy creativos, un día jugábamos a ser arqueólogos en Egipto (en esa época estaba muy de moda Indiana Jones), y al otro día jugaba a las muñecas con mis amigas. ¡Diariamente había un juego diferente!

Las principales lecciones de la vida se
aprenden en tiempos difíciles, mi mayor
aprendizaje ha sido entender que las cosas no
se dan en el momento en que uno quiere.

Es la mayor de 5 hermanos, ¿cómo es en su rol?
Soy un poco controladora, quiero que todo esté perfecto, quiero saber qué les pasa, cómo les pasa y qué necesitan. Aunque mi mamá nunca me asignó ese papel, yo me convertí en una segunda mamá. A pesar de que nuestra diferencia de edades es muy corta (no más de 2 años, entre cada hijo), siempre me sentí responsable por ellos. ¡También soy una hermana muy cariñosa! Me afecta cuando algo les sale mal y siempre estoy dispuesta a ayudarlos.

Mis hermanos son mi adoración, tenemos personalidades diferentes y eso hace que sea muy
tolerante con los demás. En mi casa yo tenía muchas perspectivas del mundo, reacciones, caracteres, etc…

A propósito del mes del padre, ¿cómo es él?
Mi papá es mi gran amor de la vida, tengo una muy buena relación con él. A lo largo del tiempo me he dado cuenta que somos extremadamente parecidos y es gracioso, porque uno tiende a reaccionar como el otro. Amo y admiro profundamente el ser humano que es, y el padre que ha sido. Es mi manager y me siento confiada de contarle todo.

¿Al ser militar era muy rígido?
Mi papá al ser militar y llanero, era muy exigente, con mucho carácter y muy responsable con su trabajo. A nosotros nos dio la libertad para “ser” y desarrollarnos como quisiéramos. Es muy consentidor y nos apoya completamente.

¿Cómo pasó de las Ciencias Políticas a la presentación en TV?
Fue a partir de Señorita Bogotá. Ahí me tuve que quitar muchos prejuicios frente a los reinados y me arriesgué a participar. Al terminar, ¡no quedé de nada! (risas), pero me llamaron de City TV porque habían visto ciertas habilidades en mí con el manejo de la cámara, etc… Empecé a cubrir torneos de Golf, recuerdo el eslogan: “City TV, el canal del Golf en Colombia”.

El primer día me dieron una información rápidamente para que leyera, me dieron un micrófono y me dijeron: “habla” y a pesar de los nervios eso hice. La forma como presento actualmente es el resultado de la escuela que tuve.

¿Y las Ciencias Políticas?
Esa es una tarea que estoy convencida que debo terminar (iba en octavo semestre), además el tema me parece absolutamente apasionante. Ahora en época de elecciones y estando en el noticiero he aprendido un montón. Está en mi lista de pendientes.

¿Es metódica para anotar las metas?
Escribo lo que visualizo en un cuaderno exclusivo para mí. Mis sueños y metas están previamente escritos, no puedo decir que se han dado tal y como pensaba (Dios decide cuáles son los mejores caminos para uno); pero gran parte de lo que soy y tengo actualmente, es resultado de lo que escribí y se materializó.

Y según esas metas ¿cuál es el próximo viaje?, la hemos visto en Barcelona y en Nueva York recientemente.
Me faltan miles de sitios por visitar… miles. Hasta hace relativamente poco empecé a viajar, me gustaría conocer Japón y Grecia, son países alucinantes. ¡Están en la lista y los voy a conocer!

Los “malos” momentos de la vida están hechos para aprender o entender algo. ¿Qué ha aprendido de ellos?
Las principales lecciones de la vida se dan en tiempos difíciles, mi mayor aprendizaje ha sido entender que las cosas no ocurren en el momento en que uno quiere. A veces nos aferramos a que deben ser de determinada forma, en tal fecha, pero la vida nos para, nos detiene a respirar, a encontrar prioridades. Nos muestra que hay miles de factores que están fuera del alcance humano, que no podemos manejar. Entonces hay que aprender a ser paciente y ‘soltar’ (para mí es lo más difícil).

Cuando se supera esa “situación complicada” uno entiende que estaba ahí para enseñarnos algo y hacernos crecer como personas. En el tema de salud (de lo que me pudo haber pasado), yo quería levantarme al otro día como si no ocurriera nada y Dios me dijo: “espérate, no es como quieras, tienes que aprender”. Como dicen en la costa: “cógela suave”, deja que todas esas cosas pasen; finalmente son para ayudarte a ser un mejor ser humano.

Hay que ser agradecido y disfrutar cada momento, porque a veces uno se dedica a mil actividades y la vida se pasa. Se trata de aprovechar las cosas bellas de la vida.

Hablando de gratitud, veo que usa las redes sociales para fomentar ese sentimiento…
Las redes sociales, así como nos sirven, han vuelto a los seres humanos muy egoístas. Hay unos muy vanidosos y sienten que lo importante es el dinero, los viajes, la fama, el reconocimiento, un número de seguidores y creo que ese NO es el objetivo de la vida. Uno agradece desde diferentes momentos y no necesariamente tiene que ser lo más grande e importante, pueden ser pequeños instantes o gente que se cruzó en el camino. Es importante que aprendamos a vivir en el presente y agradezcamos en su momento.

Entonces pensé que mi mensaje tenía que ayudar a mis seguidores a ser mejores seres humanos (no porque yo lo sea, pero quizás con humildad, les puedo aportar algo). Es absurdo enfocarse en hablar de banalidades, mejor algo que preserve lo elemental. Siento que las redes sociales nos han alejado de nuestra esencia. La gente solo piensa en el “yo” y no se preocupa por lo que le pase al otro. Para mí eso es terrible, porque en el mundo uno no está solo, está integrado (para bien o mal) a su exterior.

¡Cumplo
7 años de
estar conCaracol
TV!, estoymuy feliz.

Me gusta mucho trabajar el tema de la gratitud,del amor a los demás y al entorno (que, por cierto, asumimos que nos va a durar toda la vida). A veces lo damos por hecho y no cuidamos las cosas, a muchos les importa poco lo que pueda pasar al otro lado del mundo; pero… al final es el mismo mundo, y todos sufrimos por igual.

La gente ha sido muy generosa conmigo y ha respondido a ese tipo de llamados. Les gusta.

¿#LaVidaEsLinda?… Como lo dice el hashtag bandera de sus redes sociales.
Es muy linda, puedo decirlo con total seguridad. Cada nuevo día me lo recuerda, cada instante me muestra que las personas que me rodean son maravillosas, creo que la vida nos pone muchos ángeles; empezando por mi familia y por los padres que elegí (o que me eligieron a mí). Además, mi novio (el músico Diego Pulecio), mis hermanos, mis amigos, mis compañeros de trabajo y las personas con las que comparto a diario, hacen que sea mejor.

Sin importar si la vida “te da o no”, siempre hay cosas bellas por descubrir y para permitirnos
crecer, por eso soy tan reiterativa con el tema.

¿Qué nuevos proyectos vienen?
Sigo en Caracol Televisión, ¡ya cumplo 7 años en el canal!, estoy profundamente feliz, he sido muy consentida allí. No en vano, he estado en muchos realities y programas, la gente me demuestra todo su cariño. En poco tiempo han pasado cosas maravillosas, en el noticiero he aprendido mucho, porque es un mundo diferente al que estaba acostumbrada. Mis compañeros son unos ‘duros’, muy buenos profesionales.

También, viene una campaña publicitaria, pero los dejo con la incógnita, para que se sorprendan cuando la vean.

Finalmente, un mensaje para los papás en su mes…
Les envío un beso gigante, que amen a sus hijos, pregunten y escuchen sus miedos y temores y los apoyen para superarlos. Que permitan que ellos se expresen, y a su vez, ustedes como padres les brinden una palabra o un consejo a tiempo (no dejen que personas equivocadas lo hagan, pues pueden arruinar vidas).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here