Por: Magda Egas
Fotos: Andrés Reina
andresreinafotografo@gmail.com – Instagram @andresreinafoto

De Juan Esteban no hay mucha información, solo quienes hemos tenido la fortuna de conocerlo desde que hacía reportería y hemos seguido su ascendente carrera, sabemos parte de su historia. Un hombre hecho a pulso, agradecido con la vida y ferviente devoto del Divino Niño. Una entrevista para que nuestros lectores conozcan y admiren, como yo, al genio creativo que está detrás del éxito del Canal Caracol.

¿De dónde es?
Soy de Medellín, nací hace 46 años allá. Muy rápidamente me tocó venir a Bogotá porque coincidió un mal momento económico de mi papá con la época de violencia máxima de Medellín y Pablo Escobar. Esas dos coyunturas hicieron que llegáramos a la capital.

¿En qué colegios estudió?
En Medellín en el San Ignacio de Loyola, que es el colegio de los Jesuitas. Luego me transfirieron al San Bartolomé de la Merced en Bogotá, o como le dicen coloquialmente el ‘San Bartolo’. Después pasé a la universidad vecina que es la Javeriana.

¿Qué recuerda con más cariño de su niñez?
Tuve la fortuna de nacer en una familia muy bien habida, unos papás muy querendones. Solo conocí las vicisitudes cuando se viene a pique la economía del hogar. En medio de todo fueron días maravillosos, porque pese a no tener mucho desde el lado material, nos teníamos como familia. Crecí rodeado de cariño, de valores, con los principios de una familia muy católica. Ahora yo soy más creyente y rezandero que ellos (risas).

Me inculcaron el amor por el trabajo y la importancia de la pasión por lo que se hace. Eso es lo que por fortuna he logrado hacer, disfrutar del trabajo y que complemente mi vida.

¿Cuántos hermanos? ¿Era el consentido?
Tengo una hermana mayor. No, la consentida era ella y realmente lo sigue siendo. Yo era muy travieso, a mis tíos y tías les tocaba con resignación aguantarme. Cuando miro con retrovisor y digo: ¡uy, que pereza! Por fortuna mis hijos no salieron tan necios como yo.

Nos dijeron que era un javeriano muy creativo.
La necedad conducía a que no fuera el mejor estudiante en el colegio, nunca fui el número uno en la clase, perdí materias y nunca me destaqué académicamente. Pero pese a no ser tan brillante en el curso, me fue muy bien en el Icfes. Siempre fui muy creativo.

Cuando llega la hora de tomar la decisión de qué estudiar, para muchas personas allegadas a mí, era un despropósito que estudiara Comunicación Social. Me decían: cómo va a desperdiciar su talento en una carrera como esa, pero me mantuve en mi decisión.

¿Recuerda esa época con cariño?
Fue un despertar a otra vida, venía de un colegio masculino y fue como encontrarme con el género femenino de verdad. Era una época de pasarla bueno, teníamos un grupo de amigos con el que estudiábamos, pero también la pasábamos bien. Actualmente, (demostración de que ya me estoy volviendo viejo), uno de mis hijos (Lucas) quiere estudiar Comunicación Social y le he dicho lo mismo que me dijeron a mí. Esta vez es mi mamá la que lo apoya y me dice: “a mí me parece correcto que estudie lo que quiere, él te tiene como espejo o ¿es que te ha ido muy mal en la vida?”… Y la verdad es que sería descarado de mi parte no agradecerle a Dios.

Cuando se gradúa de la universidad, ¿dónde empieza a trabajar?
Estuve al lado de Julio Sánchez Cristo cuando nació Viva FM; ahí tuve el primer contacto con el mundo laboral. Esos fueron los orígenes de lo que posteriormente se convirtió en La W.

Estudiaba y trabajaba hasta que me tocó dedicarme 100% al estudio para terminar mi carrera. Luego hice prácticas en la revista Cromos y me contrataron. De hacer los temas frívolos y de farándula, me empezaron a pedir otro tipo de notas. Duré casi 5 años allá y tuve grandes maestros a los que les debo las bases de mi profesión. Alberto Zalamea Borda, María Elvira Bonilla y Fernando Araújo Vélez. Con ellos aprendí a escribir correctamente. Actualmente, los primeros libretos de los programas los escribo yo. Me gusta hacerlo.

_dsc0014

Su oficina está llena de curiosidades, fotos
familiares, dibujos infantiles y
objetos cargados de historias. A lo
lejos se ve la mesa de ping- pong,
cómplice de muchas de las ideas
que se han convertido en éxito en
el Canal Caracol.

¿Cómo resulta apoyando una campaña política?
Ahí tenía sueldo de practicante, entonces rápidamente me sedujo la idea de hacer Publicidad y me fui a apoyar la campaña política de Ernesto Samper presidente. Me quintuplicaron el sueldo, así que dije: chao Periodismo, bienvenida la Publicidad (risas).

Ahí aprendí el poder de la síntesis. Cuando se acabó la campaña política me dijeron, ahora vamos a hacerle un jingle a un par de zapatos y eso no me pareció tan chévere. Volví a tocar las puertas del Periodismo y llego al Noticiero Nacional, con Paulo Laserna. Empiezo a hacer notas de entretenimiento y luego paso a hacer crónicas.

Por esa época llegó Manuel Teodoro a hacer Séptimo Día, me ve en una de esas crónicas y me propone trabajar con él; dos años más tarde renuncié, mi familia temía que me pasara algo.

En ese momento estaban naciendo los canales privados, entonces el director de Prego Televisión, me dice: inventémonos formatos de programas y los vendemos. Al poco tiempo me llama Paulo Laserna, ya como director del noticiero de RCN y me dice que le ayude a montar la sección de entretenimiento.

Juana Uribe me abrió las puertas en ese canal. Hice ¿Oh, qué será?, y la verdad es que nos fue mal. Luego llegó Francotiradores y era mi mundo ideal porque siempre he sido inquieto y jodón y me encontré con un grupo igual (Mary Méndez, César Escola y Pirry). Fue muy innovador en su momento y nos fue muy bien. Hice otros formatos, pero llegó Protagonistas de Novela que fue un cañonazo, ahí aprendí a hacer realitys.

Empiezo a tener buen nombre en ese mundo y me llaman de Caracol, de nuevo gracias a Paulo Laserna, quien era el presidente del canal.Con el tiempo se crea el Departamento de Entretenimiento, que hoy dirijo.

¿Es difícil adaptar formatos internacionales a nuestra cultura?
Sí, ese es el gran mérito de todos los que han reformateado programas. La estructura que nosotros montamos es lo que venden a gran parte de Latinoamérica. Eso requiere un proceso creativo muy importante. Mientras en el mundo se hacen 13 capítulos, nosotros tenemos que hacer 50 para compensar la inversión.

¿Cuántas personas tiene a su cargo?
Entre 450 y 650 personas.

¿Y puede dormir?
No. El médico me dice que es estrés y que le baje, y para mí es muy difícil porque me apasiona lo que hago. He intentado hacerlo muchas veces y me voy para mi casa… soy hiperactivo, entonces me vuelvo el ‘Doctor solución’: pinto, resano las paredes; los domingos me levanto a barrer a trapear, y tengo que estar haciendo cosas. Si me trancan es peor.

En esta industria todos los días nos miden. Como tengo muchos programas a mi cargo (Día a día, el reality de la noche, La Red, The Suso´s show y Sábados felices, entre otros), la presión es un poco compleja.

También tengo el síndrome del diseñador y del luminotécnico, entonces si me dejan, diseño hasta la escenografía. Soy un diseñador y un arquitecto frustrado. El tema de la decoración también me gusta mucho, en la casa todo el tiempo estoy creando y Cata me deja. Ahora estoy engomado con los floreros y arreglos florales, yo creo que son muy aburridos, entonces lo que hago es darles un toque creativo.

_dsc0036Dicen que todo tiempo pasado fue mejor, ¿aplica en su caso?
Miro con igual cariño mi pasado, que el presente y espero poder decir a futuro esto. Soy un “gocetas” y he pasado bueno en todas las etapas de mi vida. No niego que ha habido momentos complicados, pero esos también son formadores, ayudan. Mi suegra (Q.E.P.D.) tenía una frase que me encantaba: “Maluco también es bueno” y esa era su filosofía de vida. Creo que si uno la aplicara, viviría feliz.

Esta es una pregunta que mucha gente se hace ¿Por qué la presentadora de entretenimiento tiene que ser 90-60- 90? ¿No puede ser una niña normal, inteligente y agradable?
¿Quién dijo que uno no puede ser bello, exitoso e inteligente? Doy un voto de confianza por ellas, es más, creo que son más inteligentes que bonitas. Linda Palma es brillante y divina; qué tal Paulina Vega. ¿Qué culpa tienen ellas de que además de inteligentes, son bonitas y ¡carismáticas!?

¿Extraña el tiempo en que llegaba con el micrófono a entrevistar?
Sí, y tengo clarísimo que algún día volveré a hacerlo. Yo quisiera tener un programa de entretenimiento, donde el eje sea el periodismo.

¿Qué le faltaba a ese periodista de antaño, que le sobra al de ahora o viceversa?
Éramos mil veces más recursivos antes, no existía la inmediatez que hay hoy, de ahí que nos llamaran sabuesos, parecíamos perritos olfateando todo.

¿Cómo ve a Caracol hoy en día?
Los avances grandes que hay en televisión están pasando acá. No sería objetivo con mi respuesta, esta es una compañía muy alcahueteadora conmigo, cuando yo me inventé un formato que se llama ‘A Otro nivel’, les dije: el modelo se basa en ir escalando niveles, el único detalle es que hay que romper un estudio y después de que les di la idea me dieron el aval (los estudios son intocables acá). Ese apoyo es muy importante.

Es muy difícil hallar
“la media naranja”,
yo me siento
afortunado porque la
encontré.

_dsc0089¿Qué proyectos vienen para el canal?
Como Departamento de Entretenimiento nos pusimos la meta de inventarnos un formato al año, que no necesariamente va a salir al aire.

Soy un convencido de que las musas no existen, hay que sentarse y obligarse a pensar. Con ‘A otro nivel’, por ejemplo, nosotros nos habíamos inventado un formato muy chévere, pero no convencía a la gente. Entonces le fuimos dando forma y mientras estaba jugando ping- pong se me ocurrió la idea de hacer el formato en un ascensor, así nació. Ese modelo ha sido vendido a varios países y empieza a darle la vuelta al mundo. ¡Ahora nos compran a nosotros!

Ahora quiero hablar con el esposo y el padre. ¿Cómo es Juan Esteban en casa?
Soy muy cansón (risas). Llevo 9 años de casado con Catalina Gómez y estoy muy feliz.

Lucas tiene 17 años, Emilia 7 y Cristóbal 4 meses ¿Cómo es su rol como padre? ¿Cambia pañales por ejemplo?
No se me facilita. Para compensarlo doy tetero, cargo, arrullo y duermo. La ropa de un bebé es muy difícil de quitar y poner y me parece que son tan frágiles que me engorilo. No es un tema de pudores o asco.

¿Un consejo para los recién casados?
Es complejo darle un consejo a una pareja, porque no todas las necesidades son iguales. Sin embargo, lo que le diría a la gente que aún no se ha casado es que piense muy bien si esa persona es con quien quiere estar el resto de su vida. Es muy difícil hallar “la media naranja”, yo me siento afortunado porque la encontré.

¿Cocina?
Sí, me gusta y me las doy de creativo. No preparo recetas pre establecidas, las de mi autoría me suelen quedar bien (no lo digo yo, lo dicen los comensales).  El plato estrella de mi casa es un pollo mexicano que me inventé revolviendo y probando. Hay algo de alquimia en la cocina.

¿Influye en la carrera de Cata?
No me meto en ese tema para nada, solo para exigirle más. La última persona que puede pedir vacaciones es ella, para que no se levanten suspicacias. Ella sigue el conducto regular y el jefe viene y me pregunta. Eso también ha ayudado a que no haya malos entendidos.

¿Cómo ve esa Colombia para sus hijos?
El país que quiero para mis hijos, es un país tranquilo. Podemos desarmar a la guerrilla, pero tenemos que desarmar nuestro corazón, si eso no ocurre esto no va a funcionar.

Un mensaje de Navidad
Creo que todos llevamos un niño adentro. Esta época me hace evocar mi niñez, ese tiempo de disfrute de unión familiar. Los invitaría a retomar esas tradiciones, que rico comer natilla y buñuelos de la mano de alguien especial. Me encanta ver “vestidas” de luces las casas y ciudades.

¿Su plato favorito?
La sopa de arroz criolla, con lo que llamamos en Medellín carne en polvo, tajaditas de plátano, un huevo y aguacate.

Un lugar ideal
Llano grande, Antioquia. Es el lugar donde me conecto con la naturaleza.

Un libro
La Biblia. Creo firmemente que hay un Dios y que el modo para conectarme con él es el Divino Niño, de quien soy devoto. Las cabezas del departamento de entretenimiento nos ponemos de acuerdo y vamos al 20 de julio cada 15 días. Soy descarado y lo jodo y le pido mucho; doy gracias también por supuesto. ¡Si supieran
todo lo que Dios puede hacer por nosotros!

Una canción
Son tantas, pero hay una muy especial que le dediqué a Cata que se llama Te soñé, de Alex Sintek. ¡Las de Ricardo Montaner fueron muy importantes en mi vida!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here