Para los amantes del fútbol Hernán Peláez es toda una figura de autoridad, sus comentarios son considerados en el medio deportivo, ‘Dios y ley’, y cómo no, sí lleva cerca de 52 años haciendo radio y es todo un maestro en el tema.

Por. Cristy Jiménez

Desde hace más de 24 años, las tardes en la radio colombiana no volvieron a ser las mismas. El país vivía una sequía similar a la actual, se escuchaba por primera vez el término Fenómeno del Niño… una consecuencia del tan advertido cambio climático. Transcurría 1992, las reservas energéticas empezaban a escasear y como consecuencia, el presidente César Gaviria debió adelantar en 60 minutos, la hora oficial colombiana.

Eran épocas de apagón, de escuchar radio, el medio que con tan solo un par de pilas ponía a volar la imaginación y aliviaba esas horas en la oscuridad. Así, donde la mayoría de gente ve problemas, los visionarios ven oportunidades y exactamente eso fue lo que ocurrió con el ‘Doctor Peláez’ (apodo que con cariño le pusieron sus pupilos de Caracol Radio). De la mano de Yamid Amat y un grupo de periodistas y humoristas destacados, nació ‘La Luciérnaga’, una mezcla entre realidad y ficción, con ‘visa’ para criticar a los personajes y acontecimientos de la realidad nacional.

De eso han pasado 24 años y el programa, que estaba calculado para durar unos meses, se extendió “ligeramente”. Peláez estuvo ahí por 22 años, su periodo tuvo una interrupción en 2001, cuando renunció como un gesto de solidaridad con su compañero Edgar Artunduaga, quien había sido censurado por el gobierno de Andrés Pastrana. Tan pronto el expresidente abandonó la Casa de Nariño, retomó la dirección del programa en 2002.

Este ingeniero químico ejerció su carrera por 10 años antes de dedicarse definitivamente a sus pasiones: la radio, el amor por el fútbol y la música. La vida le dio un don maravilloso, una implacable memoria que le ha servido a sus oyentes para evocar momentos históricos del fútbol y de la vida política del país. Con precisión recuerda nombres, fechas, alineaciones, jugadas y datos, casi como si los estuviera viendo en el momento. Fue cofundador de los programas El Pulso del Fútbol, La Polémica y Café Caracol; en televisión participó como comentarista deportivo de Los Tenores del Fútbol y Tribuna Caliente, entre muchos otros.

En 2004, mereció el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en la categoría “Gran premio a la vida y obra de un periodista” y es considerado insignia de la radio colombiana. Su fortaleza siempre ha sido este medio, pues incluso en uno de sus momentos más difíciles, cuando le diagnosticaron cáncer de médula, le sirvió como refugio.

Superado el tema, actualmente presenta su programa La Última Palabra, en Fox Televisión. Allí entrevista a personajes del ámbito deportivo y comenta los sucesos del momento. Peláez es un hombre que comentando fútbol y política se convirtió en una leyenda viva y sin duda seguirá dando de qué hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here