Desde tiempos inmemoriales las personas han querido verse bien, no solo por cuestiones estéticas consigo mismas (para que la ropa se les vea agradable), sino también para encajar socialmente dentro de los patrones que nuestro entorno y cultura nos dictaminan. Sin embargo, la belleza ha variado a lo largo del tiempo y el estándar de hace un par de décadas es completamente diferente al actual.

Foto: Santiago Castro

Antes, las mujeres rellenas, con curvas prominentes y un poco redondeadas eran el símbolo de belleza social y muchas intentaban hacer todo lo posible para lograr adquirir esa figura corporal; sin embargo, hoy en día ese no es el ideal de belleza femenina. Al contrario, se aprecian más los cuerpos bien definidos y tonificados, puesto que esto nos da la sensación de que esa persona lleva una vida saludable y se cuida. Refleja, no solo armonía estética, sino cuidado personal.

La tendencia actual del fitness, que se encuentra tan de moda (o mejor denominada como la capacidad de un individuo para practicar una actividad física constante que le desarrolle una musculación definida, acompañado con una alimentación saludable); me lleva a cuestionarme si este prototipo también pasará de moda, o si realmente se convertirá en una filosofía de vida que perdurará.

Cuando veo un cuerpo trabajado con una disciplina deportiva o ejercicio, no puedo evitar recordar esas esculturas romanas de hace siglos donde los músculos eran perfectamente definidos y marcados denotando una armonía corporal total. Sin embargo, esto también dejó de llamar la atención con el tiempo y la sociedad, prefirió mujeres rollizas que daban una sensación de poder ser buenas reproductoras y hombres también cuyo cuidado corporal era un poco menos dedicado.

Me pregunto si es posible que el fitness y el cuidado personal actual puedan prevalecer y mantenerse a lo largo de los cambios que nuestra sociedad enfrenta y quisiera pensar que sí. Cuando un hombre se quita la camisa o una mujer se pone un top y se pueden percibir sus abdominales marcados, quiere decir que ha tenido disciplina y constancia para poderlos definir, no solo con ejercicio físico, sino también con una alimentación limpia y sana. Esto me hace pensar en una persona que se valora a sí misma y desea mantenerse con una buena salud, además de querer lucir bien, en otras palabras, que tiene amor propio.

El querer verse bien, no solo ante nosotros, sino frente a los demás, nunca pasará de moda y será siempre parte de lo que deseamos los seres humanos en nuestro corazón, porque significa que somos aceptados, valorados y apreciados. Por lo que continuaremos deseando encajar en lo que consideramos actual con nuestros amigos y conocidos, es por esto que me gusta soñar con la idea de que el cuidado de nuestra salud y cuerpo físico (considerando que este es el vehículo que tenemos para desarrollar todas nuestras actividades hasta que muramos), continuará siendo importante, de manera que nos alimentemos bien y practiquemos algún ejercicio que nos lleve, no solo a desarrollar nuestros músculos, sino a mantener el corazón y el resto de nuestros órganos vitales en el mejor estado posible.

Tatiana Castro Bodycare
Dirección: Calle 81 No. 13-26
Frente al C.C. Atlantis
Teléfono:(57) 3102100101.
Facebook. /TatianaCastroBodycare
www.tatianacastro.com.co/spa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here