Por: Ángel Yáñez

Filtros, ¿qué son? Como lo dice la palabra, es ir pasando por diferentes puntos de aprobación, hasta llegar a la aceptación. Eso mismo hacemos con nuestras fotos, nos tomamos mil, descalificamos novecientas y entre esas cien escogemos una con miles de agregados en ella. Ahora escoger una foto es como alguna clase de competencia ¿no les parece? y ¿para qué? Algunas personas dicen que los filtros sirven para esconder lo que no nos gusta y otros que para resaltar aquello que nos hace sentir especiales. Considero que los dos están en lo correcto, claro, hasta cierto punto. Recordemos que todo en exceso es malo y lo mismo sucede con los aclamados ‘filtros’ de las redes sociales o de algunas aplicaciones.

Usualmente pensamos que nos vamos a ver mejor en las fotos siempre y cuando nos veamos de lejos o no nos parezcamos a nosotros mismos. ¿Qué tan cierto es eso? Está bien arreglarse uno que otro defecto, pero, ¿llegar al extremo de parecer una persona diferente? Conozco muchas amigas y amigos (porque sí, los hombres también los usamos) que ¡tienen la capacidad de convertir sus fotos en anuncios publicitarios de maquillaje! Estamos llegando a ese nivel,  en el cual nos encontramos amistades en la calle y no los reconocemos porque tenemos una idea diferente entre la foto y la vida real. ¿Es esa la imagen que queremos reflejar? No olvidemos que está muy bien arreglarse y realzar “nuestro arsenal”, como dijimos en la edición anterior, pero también no olvidemos que menos es más y que si nos sobrepasamos con los arreglos en nuestras fotos, terminaremos haciendo el ridículo y  demostraremos nuestras inseguridades.

Recordemos que la mejor manera de vernos bien sin necesidad de usar filtros, es teniendo una excelente actitud y una seguridad insuperable en uno mismo. Gran parte de la belleza se refleja de adentro hacia afuera, y déjenme decirles que esto es completamente cierto. Como dijo una vez el famoso escritor Óscar Wilde: “Si en alguna ocasión me encuentro exageradamente vestido, lo compensaré siendo exageradamente educado” y esto aplica tanto en nuestras relaciones con las personas, como en las fotografías. Nuestros sentimientos, actitudes y  emociones se verán reflejados hasta en nuestras “selfies”, así que una recomendación es tener mucho cuidado con cómo te relacionas con los demás y contigo mismo, nunca subestimes el valor del amor propio.

Informes:
ÁNGEL YÁÑEZ
Dirección: Calle 65 No. 2 – 19
Teléfono: 211 3731

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here