Otro año que empieza y con él las buenas intensiones: la primera de ellas suele ser seguir una dieta y  empezar a hacer ejercicio para ponerse en forma. Pocas veces sabemos cómo empezar y en lugar de pasar de un exceso, a una dieta radical, Femme les trae algunos consejos para que esta transición se haga de la mejor manera, sin frustraciones y que dure a largo plazo.

Por. María José Dodard

¿Qué es una “dieta detox”?
Es una desintoxicación profunda del organismo. Actualmente, la calidad del aire, los pesticidas y el estrés del trabajo pueden causar que nuestros órganos encargados de la evacuación de las toxinas no funcionen correctamente (hígado, pulmones, piel, riñones e intestinos). Algunos problemas que nos pueden causar son digestivos, de piel, defensas bajas o alergias.

Cuando se hace una dieta detox o simplemente se ingieren alimentos antioxidantes, estamos ayudando a estos órganos a retomar su función correctamente.

Lo ideal es aplicar las ventajas de la dieta en nuestra alimentación cotidiana, para vivir sanamente.

¿Cómo empezar?
La mejor forma de ‘lanzarse’ este nuevo año es planear tus objetivos. Liberarte de los kilitos acumulados en los últimos meses, o simplemente sentirte más ligera después de tantos excesos de las fiestas decembrinas. Según lo que escojas, tu ‘plan detox’ será más o menos largo (unas semanas o unos meses). El comienzo puede ser el mismo para todos.

Los primeros días es importante hidratarse con agua o agua de frutas, ayuda a liberar las toxinas acumuladas. Al despertar, durante una semana bebe 1 taza de agua tibia con jugo de medio limón y en el día consume mínimo 1.5 litros de agua.

Para algunas personas la mejor forma de lanzarse es haciendo una ‘mono dieta’: esto consiste en comer un solo alimento en cantidad ilimitada (uvas, manzanas o arroz) durante 1 a 3 días, para hacer que el intestino trabaje lo menos posible y de esta forma pueda deshacerse de todas las impurezas acumuladas. La mono dieta también puede consistir en comer un solo alimento todas las noches de una semana por ejemplo, sin embargo, (la opinión de tu médico es importante si piensas empezar una mono dieta, ya que existen muchas versiones).

Si no quieres pasar por una mono dieta, puedes empezar por reducir un poco las harinas que comes, para aliviar el intestino, quitándolas de noche por ejemplo. Para esto, simplemente aumenta tu porción de verduras. Lo ideal también es reducir la ingesta de azúcares, bebidas gaseosas y dulces.

¿Qué alimentos escoger?
Una vez que empezaste con los consejos anteriores puedes variar tus comidas. Debes privilegiar las frutas y verduras que son naturalmente antioxidantes y van expulsar los radicales libres (toxinas) que causan ciertos síntomas como el cansancio, envejecimiento prematuro, uñas débiles y defensas bajas.

Algunos alimentos antioxidantes son:

— Ajo: antibiótico, poderes antiinflamatorios y antibacteriales, desintoxicante, baja la presión sanguínea.

— Lentejas: bajo contenido en grasa, fuente de potasio que ayuda a eliminar líquidos del organismo, fuente de folato que ayuda a evitar la depresión y el mal humor, contiene muchas fibras solubles que regulan el colesterol.

— Coles de Bruselas: antiinflamatorio, regulan la tiroides, tiene propiedades anticancerígenas.

— Espinaca: cicatrizante, vigorizante, vitaminas A, B y E, fuente de fibra y ácido fólico.

— Mango: vitamina C y vitamina A, combate la depresión y aumenta las defensas del organismo.

— Melocotón: carotenos, hierro, selenio, vitaminas A, B1 y C.

— Cacao: gran poder antioxidante gracias a los flavonoides que contiene. Consumir con moderación 25 gramos 3 veces a la semana.

— Frutos secos: aportan buenas grasas, hacen bajar el colesterol.

Consume las harinas integrales, ya que tienen más fibras y aportan más nutrientes que las versiones blancas o simples.

antojitos mariajoseEnsalada de aguacate, rúgula, mango y nueces (4 porciones)

P3142559
– 2 aguacates en trozos.
– 2 mangos pelados y picados.
– 1 paquete de rúgula lavada.
– 100 gramos de nueces picadas.
– 3 cucharadas de aceite de oliva.
– 2 cucharadas de jugo de limón.
– Sal y pimienta al gusto.

Mezclar todos los ingredientes en una ensaladera y servir de inmediato.

Sopa de cebollas y ajo (4 porciones)

iytimn_com– 1 litro de caldo.
– 4 dientes de ajo pelados y picados.
– 1/2 kilo de cebollas en julianas.
– 1 cucharada de maizena o fécula de maíz.
– 4 cucharadas de aceite de girasol.
– 4 cucharadas de queso crema bajo en grasa.
– Sal al gusto.

Calentar el aceite en una olla y saltear las cebollas y los ajos hasta que estén dorados. Disolver la maizena en el caldo frío e incorporar a la olla, siempre revolviendo. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y cocinar 20 minutos. Pasado este tiempo añadir el queso crema y sal. Servir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here