La Internet es un universo maravilloso que nos permite navegar por el mundo entero, conocer países, ciudades,  gente, culturas distintas y sus costumbres.

Por. María Claudia Spataro

En la web podemos aprender de historia, tecnología, gastronomía y comunicarnos con los sitios más recónditos del  planeta. ¡Pero ojo! hay un lado de la Internet en el cual es mejor no adentrarnos, se llama la ‘Deep Web’ y en Femme les contamos por qué.

Los orígenes
Hacia los años ochenta, comenzamos a disfrutar de las bondades y beneficios de la Internet. Se aplicaron tecnologías que hoy reconocemos como las bases de la Internet moderna y las cuales se expandieron por el mundo, dando paso en los noventa a la World Wide Web (Red Global Mundial) y el famoso ‘www’, que nos permite mediante un navegador, ir de una página a otra siguiendo las direcciones de los hipervínculos o enlaces donde está la información.

Pero esto no siempre fue así, los inicios de la Internet se remontan a la década de los sesenta. Tienen su origen en un proyecto militar en los Estados Unidos, en el cual la “Agencia de Proyectos Avanzados” (ARPA), quiso establecer un sistema de comunicaciones entre lugares alejados en caso de un ataque nuclear. En 1975, el sistema comenzó a funcionar en red, lo cual sirvió como base para unir centros de investigación militares con universidades y se trabajó en desarrollar diferentes tipos de computadores que siguen evolucionando hasta hoy.

Esta infraestructura de la Internet se extendió por el mundo hasta crear la moderna Red mundial que conocemos, creando un acceso universal a la información y las comunicaciones sin precedentes.

El lado oscuro
¿Ha escuchado alguna vez el término Spy Net? Pues es el nombre sarcástico que algunos expertos le dan  a la Internet, lugar en el que nada está oculto. Todas las personas somos estudiadas por empresas importantes que se fijan en nuestros hábitos y aficiones con fines publicitarios, comerciales etc. No importa cuán importantes seamos, cada vez que navegamos en Internet somos analizados.

Para protegerse de este “espionaje” masivo en la Red, fue creada la ‘Deep Web’ (Red Profunda). Inicialmente el sitio fue concebido únicamente para tener privacidad. Una especie de Internet, dentro de la Internet.

Pero este sitio no tardó en llenarse de criminales, personas inescrupulosas que se escudan en esta “privacidad” para cometer graves delitos. Distribución de fotos de pornografía infantil, grupos de pedófilos, tráfico de personas y órganos. Venta de niños, negocios de drogas, mercados negros de toda índole, redes de delincuentes y asesinos a sueldo.

La ‘Deep Web’ también está plagada de curiosos y principalmente de algunas empresas que no son criminales, las cuales le dan el uso correcto, pues trabajan en áreas delicadas y vulnerables. Usan la ‘Deep Web’ para trasladar información de un sitio a otro, protegiéndola de la maldad y de la competencia.

Empresas de inteligencia y contrainteligencia de potencias y superpotencias, son los mayores usuarios de la ‘Deep Web’. Se dice que el 80% de la información de la Internet, está ahí.

Para adentrarse en las profundidades oscuras de este sitio, se necesita un Software especial (TOR o SR Wear), que cambia la dirección IP del usuario y le permite así, navegar anónimamente.

Si usted quiere navegar en esta página,
es importante hacerlo con mucha
responsabilidad, tapar su cámara web y
no comentar, no postear y no compartir,
ni descargar ningún contenido.

shutterstock_260681906-igor-stevanovic-deep-webMarianas Web
Navegando sobre el quinto o sexto nivel de “profundidad”, encontramos ‘Marianas Web’, este sitio fue llamado así, por la ‘Fosa de las Marianas’, el lugar más profundo de la corteza terrestre que se localiza en el Océano Pacífico en las Islas Marianas, cerca de Guam y que tiene 11 kilómetros de profundidad. En algún momento se pensó que era una leyenda por lo mítico de los relatos, pero es una realidad.

La Internet más lejana y oscura es un lugar que encierra los secretos más escandalosos delicados y sórdidos del mundo. Información económica que sería catalogada de ilegal en el mercado bursátil. Testimonios y  documentación importante de algunos países, también está guardada en estas páginas.

Asuntos de seguridad nacional, ovnis, información económica delicada, historias de personas muy importantes, que de ser conocidas, terminarían con emporios económicos y políticos.

Secretos de guerras pasadas, vigentes y lo más grave, de guerras futuras, están aquí. Cualquier fuga de información podría pagarse con la vida. Hay muchos casos de personas y hackers que desaparecieron luego de participar activamente en foros en estas páginas.

‘Marianas web’, no es un mito, su descripción podría ser como luces pequeñas poblando la nada más lejana. En estas profundidades, hasta se utiliza una moneda especial para apostar en las atroces peleas en vivo o comprar personas. Se llama el Bit Coin, equivale a catorce dólares y se puede comprar únicamente en las páginas de la ‘Marianas Web’. Las apuestas comienzan desde los mil dólares, hasta cifras altísimas, lo cual nos da una idea de la magnitud de este fenómeno.

Si usted se arriesga a navegar en esta página, es importante hacerlo con mucha responsabilidad, tapar su cámara web y no comentar, no postear y no compartir, ni descargar ningún contenido.

Existen varios niveles en la Deep Web

1. La web superficial.
2. Páginas suprimidas por el motor de búsqueda.
3. Deep Web.
4. Todos deben entrar como anónimos.
5. Traumatizante, contenido enfermo imposible de ver, (controlado por el gobierno).
6. Son palabras mayores, se dice que su contenido afectará psicológicamente al individuo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here