EL INMENSO MUNDO DE DIANA URIBE

0
135

Para quienes han oído su programa ‘Historia del mundo’ en Caracol Radio, no necesita presentación, para quienes no lo han hecho, basta decir que en 2017 se cumplieron los primeros 20 años de esta historiadora en la radio.

Por. Cristy Jiménez

“Buenas, les invitamos a ponerse en contacto con nuestros programas en www.lacasadelahistoria.com, hoy vamos a hablar de…”, así comienza cualquiera de las decenas de programas radiales que ha grabado Diana Uribe. La mujer que con su particular estilo para contar la historia cautivó no solo a un público nacional, sino extranjero.

Quienes han intentado ingresar a alguna de sus conferencias, saben que se deben activar los parlantes externos, para que la multitud de universitarios que se quedan por fuera puedan escuchar. Están ávidos de aprender de la mano de esta filósofa de la Universidad de los Andes, quien echó abajo el mito de que la historia es aburrida. Su estilo hippie, su lenguaje y una profunda investigación que no solo abarca la historia, sino filmografía y música, han logrado acercarla al público juvenil.

Se confiesa “hija de Woodstock” y de todos los movimientos que se configuraron en la década de los 60´s. Libertad, revoluciones, la idea del cuidado del medio ambiente y los fenómenos musicales que derivaron en lo que somos hoy.

Contadora de historias
‘Charladito’, como quien le cuenta un cuento a un amigo, ella narra a miles de oyentes las historias más inverosímiles que ha creado la humanidad. Por ejemplo, que en Argentina se dio el fenómeno del rock en español, porque a raíz de la guerra de las Malvinas, en ese país se prohibió el uso del inglés. Que en Irlanda quien más se opuso a su proceso de paz, fue un Reverendo; que en México ocurrió una de las masacres estudiantiles más brutales en plena plaza pública y los medios (controlados por el gobierno), no dijeron ni una sola palabra.

Pero… ¿cómo llegó a la radio? Nada mejor que socializar y eso sí que lo sabe esta mujer, madre de dos hijos, que en medio de una fiesta y sin hacer mayor esfuerzo resultó hablando de la crisis yugoslava. Era tal su fluidez y convicción para hablar, que inevitablemente llamó la atención de Pilar Vargas, esposa de Yamid Amat (entonces director de Radionet), quien la contrató para explicarles a sus periodistas qué era lo que pasaba entre serbios, bosnios y croatas, en medio de una convulsionada Yugoslavia de los años 90.

Las clases se convirtieron en todo un éxito y César Augusto Londoño creyó que sería maravilloso hacerlas en radio, para culturizar a la gente. Así nació el programa ‘La historia del mundo’.

El amor por la historia la ha llevado a recibir un sinnúmero de reconocimientos: en el año 2002 ganó el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, un año después fue elegida como analista internacional del noticiero Caracol TV cuando comenzó la invasión a Irak. La Unión Europea la invitó a estudiar la reunificación de Alemania y la Japan Foundation la invitó  a profundizar en la cultura nipona. Lo que sin duda la puso a viajar por el mundo y a ‘vivir’ la historia, como si hiciera parte de una gran enciclopedia.

Y así, al mejor estilo de Julio E. Sánchez Vanegas, fácilmente Diana podía decir, que estaba narrando la historia desde cualquier lugar del mundo. Un día apareció una nueva idea, la gente quería tenerla como guía turística. Antes había trabajado con Viajes Hermes y las personas pagaban por ir con ella a la India, China, Rusia, Siria, Libia y Egipto. ¡Imaginen tan solo la aventura!

Diana comenzó entonces a convertirse en todo un fenómeno, sus clases eran cada vez más concurridas y las editoriales detectaron que las ventas se disparaban, de acuerdo a los temas tocados por la historiadora en su programa radial. Entonces, como hablaba mejor de lo que escribía, le propusieron hacer audio libros. Así llegaron, ‘Historia de las civilizaciones’(2008), ‘Historia de las independencias’ (2009) y ‘La historia en los viajes. Los viajes en la historia’ (2011).

Su mundo en casa
Diana fue criada en Estados Unidos desde los dos hasta los diez años, es melómana de nacimiento y asegura que su vida ha sido una banda sonora. Su profesor de filosofía, Álvaro Miranda, fue clave en su formación, pues le enseñó a ser crítica y no “tragar entero”.

Se casó vestida de jeans y camisa hindú a los 22 años con su eterno amor, Ricardo Espinosa, un economista con quien tuvo dos hijos. En una entrevista con El País de Cali, Santiago Espinosa Uribe, uno de ellos, contó una anécdota: “en el colegio me pusieron a investigar sobre la Segunda Guerra Mundial, le pregunté a mi mamá y se despachó un discurso de dos horas. Al día siguiente intenté repetirlo tal y como ella lo había contado y me fue de maravilla. Claro que también repite historias y hay que decirle: ¡mamá, ya nos sabemos esa!”.

Con Richi, como le decía cariñosamente, fueron compañeros inseparables por más de 30 años, hasta que complicaciones con la diabetes le quitaron la vida. A pesar de eso Diana no pierde la tranquilidad, siempre está feliz y sabe que su misión en la vida ha trascendido.

Como diría ella al cierre de su programa: “entonces… desde los espacios más recónditos de la vida de esta historiadora, de Woodstock, de su academia, de sus viajes, de su gran amor, de sus hijos y de toda este fenómeno cultural, le deseamos la mejor de las suertes a este proyecto al que le hace falta mucha ‘Historia del mundo’, por contar”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here