EL IMPARABLE EFECTO DE MELINA RAMÍREZ

0
334

Sonríe permanentemente y ese inigualable gesto se ha convertido en su sello personal; quienes la conocen saben que brilla con luz propia y posee una contagiosa energía que no la deja parar de crear. Se proyecta como una gran empresaria y ya está dando sus primeros ‘pinitos’, cuenta con una panadería de productos artesanales y en noviembre próximo, se abrirá paso en su nuevo negocio: las carreras deportivas con obstáculos, además es imagen de la marca Renud. Su lema: ¡el que quiere, puede!

Por: Cristy Jiménez
Fotos: Hernán Puentes
Makeup: Juan David Rojas
Styling: Alejandra Muñoz
Agradecimientos: Renud – www.renud.com.co

¡Disciplina!, esa quizás sería la palabra con la que se resumiría el éxito que desborda Melina Ramírez por estos días. Sin duda, ella es mucho más que un rostro y cuerpo armoniosos, su exterior es resultado del trabajo espiritual que ha practicado desde su niñez. Aquella época, cuando no pasaba por su pensamiento que representaría a su departamento como señorita Valle en 2011, mucho menos que sería presentadora de deportes del noticiero RCN y luego, de ‘El Desafío’, el reality que catapultaría su carrera al estrellato. Lo que sí tenía muy claro desde pequeña, era el valor del trabajo, ese que le inculcaron en casa y que tarde o temprano da sus frutos.

¿Se imaginó que su carrera iba a dispararse de la manera que lo ha hecho?
Soy una mujer muy positiva, disciplinada en mi trabajo, entonces el reconocimiento es producto de ese amor y entrega que le pongo a las cosas que hago. Gracias a Dios he tenido una buena acogida con la gente que ha apoyado mi carrera desde el principio. La dedicación lo ha permitido.

¿Cree que su carrera como publicista le ayudó a fortalecer su marca personal?
Van de la mano, creo que la carrera y la marca personal se complementan. Es decir, lo que construyo como persona, repercute en el ámbito profesional y a la inversa. Al cuidar de las dos, se puede visibilizar el éxito más fácilmente.

Vive sonriente, ¿a quién le heredó el sentido del humor?
Mi papá tiene un sentido del humor maravilloso, aclaro que tenemos estilos diferentes. De mi familia he aprendido a reírme de las cosas de la vida y disfrutarlas como llegan. Sonreír es parte de mi personalidad, soy muy tranquila y trato de encontrarle el lado bueno a los momentos difíciles.

¿Cómo llega a los temas espirituales?, ¿quién le inculcó esa importancia?
Mi mamá es mi polo a tierra, ella es una mujer muy espiritual y tranquila, muy aterrizada en las percepciones de la vida, entonces ha sido el ejemplo que he recibido desde muy pequeña. Creo que independientemente del medio donde nos encontremos, hay que ser fiel a los principios y creencias (lo que nos conecta). Esas enseñanzas son la herencia más hermosa que mis padres me han dejado. En mi casa no somos de religiones o iglesias, más bien practicamos meditación. Con mi mamá he aprendido muchas corrientes, desde sanación ancestral, pasando por la curación pránica, PNL, constelaciones y hasta reiki. Este mundo espiritual tiene muchos matices.

Siendo tan espiritual, ¿cómo fue su experiencia en Bangkok y Camboya mientras grababa ‘La vuelta al mundo en 80 risas’?
Me gocé al máximo la oportunidad de estar en una zona tan espiritual, aunque el viaje tenía un propósito laboral, pude conocer y entender de primera mano todo lo que había estudiado desde pequeña. Estaban los templos budistas y fue desmitificar algunas ideas, que a veces tenemos en occidente sobre esas culturas.

¿Y don Jediondo?
Es un partner maravilloso, un gran compañero de trabajo, y conmigo encontró quien le siguiera todas sus jugarretas y sus chistes. Me divierto mucho con todas sus ocurrencias.

¿Cómo es el tema de la Kabbalah?
Esa es otra herramienta que aprendí con mi mamá, para atraer abundancia y elementos positivos a nuestras vidas. Con el tiempo he tomado cursos, y he conocido algunos guías, he aprendido a incorporar esas enseñanzas en la vida práctica. Tenemos una maestra y frecuentemente vamos al centro, es parte de nuestra rutina.

Estoy convencida de que el tema espiritual no solo impulsa la carrera, sino la vida entera. Nos da un propósito y nos conecta con la luz para convertirnos en seres humanos felices. Creo que al final, la gente lo percibe.

¿Viajera incansable?
(Risas) He sido un poco nómada, me encanta viajar. Voy a un pueblo en Cundinamarca o a un país al otro lado del mundo y soy absolutamente feliz. Cuando tengo la oportunidad viajo, porque siento que esas aventuras dan experiencias, abren tu visión del mundo y te permiten ser más tolerante a nuevas culturas y personas. Viajar es parte esencial de mi vida, ¡amo conocer, recorrer, explorar los diferentes sistemas de transporte, perderme y volverme a encontrar! Desde niña lo he hecho, empecé a viajar desde los 12 años, cuando me enviaban a estudiar inglés en Canadá. No acumulo riquezas, sino viajes y con ello, experiencias, sabores, paisajes, culturas, creencias y humor.

¿Cómo va el libro que está escribiendo con Mateo, su novio?
El libro ha tomado tiempo, estamos investigando y leyendo, ya que nuestra idea es que cuando salga, cumpla con nuestras expectativas y ojalá, las de los seguidores. Está muy de moda que la gente escriba libros, pero nosotros hemos querido que se haga con mucha responsabilidad. Vamos a hablar de un tema espiritual y de cómo la Kabbalah nos transformó la vida. Si Dios quiere estaremos estrenándolo a principios del otro año. Estamos con los editores en el proceso de escritura.

¿En ‘Conectados’ (canal de Youtube de la pareja), le perdieron el miedo a hacer el ridículo?
Cuando uno se burla de sí mismo, el resto no importa. Una persona con esa capacidad puede
ver la vida desde una óptica diferente y descomplicada. El proceso del canal ha sido muy bonito, porque nos permite mostrarnos como personas comunes y corrientes, que disfrutan, bailan, comen, cantan y ríen. De eso se trata, de compartir experiencias y retos con humor, pero también con contenido espiritual. En este proceso nos apoyan además los genios de Dirty Kitchen, grandes aliados en este tema.

Los contenidos son propuestos por ellos, claro que Mateo y yo somos generadores de contenido por naturaleza y todo el tiempo estamos en función de dar ideas, siempre pensando en ser nosotros mismos y mostrar lo que nos divierte de verdad, siendo consecuentes con nuestros gustos.

¿Cómo les va en la cocina? ¿Son tan malos como se ven en el canal?
(Risas) ¡Así de perversos!, ya estamos mejorando. Buscamos en internet recetas y estamos probando hace unas semanas. ¡Tenemos que dejar de pedir tanto domicilio!, (antes se nos quemaba hasta el agua).

En noviembre Melina se
estrena como empresaria
deportiva con sus carreras
por obstáculos (la evolución
del crossfit), una tendencia
que llega desde Europa a nuestro país.

¿Cómo va su panadería?
Mi marca ‘Miel y alimentos artesanales’ va muy bien, ese proyecto crece todos los días y está hecho con mucho amor. Se trata de una panadería saludable (por ahora es digital) y ojalá algún día tenga una sede física. A la marca le ha ido muy bien y a la gente le ha gustado mucho, quienes estén interesados pueden visitarnos en la web: www.mielalimentosartesanales.com

¿Cómo llega a ser ‘embajadora’ de la belleza coreana y la eligen como imagen de Renud? Había escuchado que la tecnología en la belleza coreana era impresionante, pero lo comprobé y es real. Estoy feliz porque es una categoría para la cual me había guardado mucho tiempo, quería encontrar una marca cuya imagen y calidad fueran sobresalientes… Cuando uno prueba Renud se da cuenta de la importancia de sus principios activos a base de productos naturales (rosas, aloe vera y baba de caracol). Me gusta lo que promueve la marca y estoy muy orgullosa de ser su imagen para Colombia, mi piel está vital e hidratada.

¿Cuál es su rutina de belleza?
Debo confesar que antes era muy descomplicada, escasamente me desmaquillaba, pero ahora, gracias a los productos de Renud me volví juiciosa, me aplico cremas, mascarillas, estoy muy atenta a cuidarme la piel. Los propietarios de la marca me cuentan que en Corea del Sur las mujeres se cuidan desde la adolescencia y no esperan a estar mayores y con ‘arruguitas’ para actuar. Mientras más joven empieces a cuidarte mejor, así tendrás una piel muy tersa en la vejez.

Mi rutina es muy sencilla, me lavo, me hidrato con el aloe vera, me encanta el ácido hialurónico. Hombres y mujeres deben tener ese sentido de amor propio para cuidarse, a eso hay que añadirle la parte espiritual, personal y física. Se trata de hallar el equilibrio entre el interior y exterior.

¿Apoya alguna causa social?
Estoy muy comprometida con la causa familiar, mis padres tienen panaderías y fundaciones, desde allí se capacita a los empleados, se genera empleo y para mí eso es maravilloso, crecí en ese ambiente. En Marinilla (Antioquia) hacemos mucha labor social. Estoy convencida de que no hay forma más valiosa de ayudar, que generando empleo. Sueño con ser empresaria y poderle ofrecer a la gente oportunidades laborales, con ‘Miel alimentos artesanales’ estoy dando mis primeros pasos, esa es la mejor contribución que se le puede dar a una persona.

Soy partidaria de enseñarle a la gente a que trabaje por sus sueños, eso es más gratificante y valioso que el asistencialismo.

Para finalizar, ¿qué proyectos se avecinan para el segundo semestre de 2018?
Estoy feliz porque acabo de cerrar contrato con nuevos clientes (pronto los conocerán). Sigo en televisión con un proyecto que se va a dar a conocer hacia finales de año y el modelaje y la presentación vienen con más fuerza. El reto es terminar de escribir el libro y seguir posicionando el canal de youtube. En noviembre me estreno como empresaria deportiva, con mis carreras de obstáculos. Como se dan cuenta, ¡tengo mucho trabajo gracias a Dios!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here