¿Quién no ha estado frente a un “gran problema” respecto a un “pequeño espacio”, carente de orden y vida en el hogar? Femme consultó con expertos de Homecenter, para que nos dieran consejos con mucho estilo.

Por. María Claudia Spataro
Fotos y Asesoría: Homecenter – www.homecenter.com

Las áreas pequeñas generalmente se suelen querer aprovechar al máximo, las podemos dejar como soñamos: organizadas y bellas. ¡Tan solo se necesita actitud y un poco de creatividad!

Muebles, luz, colores y texturas, son aspectos fundamentales para la decoración en los espacios de la casa, aquellos en donde comparte los mejores momentos con su familia y amigos. La experiencia de renovar las áreas de su hogar, le cambian la perspectiva de su entorno, y mejoran su actitud y pensamiento sobre él.

El color
A través de un solo color como elemento primordial de la decoración, podemos transformar nuestro hogar y ampliar visualmente los espacios. La decoración con tonalidades monocromáticas, se basa en usar una sola gama de color en sus diferentes tonalidades y variantes, las cuales pueden ser utilizadas en conjunto para crear armonía por la correcta combinación.

El primer paso consiste en escoger cuál será el color con el que va a decorar, ya sea un espacio pequeño, o cualquier lugar de la casa. Lo importante es tener en cuenta que si lo que busca es aportar alegría, debe escoger una tonalidad viva; un tono pastel si quiere mantener un toque romántico; blanco si quiere atraer luz y gris si busca elegancia y sofisticación.

Piense en la cotidianidad y en que va a vivir con este color día tras día. Por ejemplo, el blanco es un buen tono para comenzar, ya que es luminoso y combina con cualquier ambiente. Si quiere un tono más cálido, el beige, crema o marrón resultan apropiados.

Una vez escogido el color, incorpore los accesorios, muebles, cojines, tapetes, cortinas, etc, en diferentes tonalidades, más suaves o más oscuras del color principal.

No es necesario seguir la misma línea de un tono, puede jugar con un color en todas sus variedades. Un ejemplo es pintar las paredes con un azul claro y utilizar un azul eléctrico para los cojines y el tapete. Para darle más impacto a la decoración, lo ideal es usar diferentes texturas y brillos en el color de los elementos. Los espacios monocolor, tienden a ser modernos y simples y le permiten jugar con mayor variedad de tonos.

Mientras más variedad agregue, más profundidad tendrá el espacio.

Un muro
cubierto de espejos
es una
solución decorativa que tiene
grandes
ventajas: amplía visualmente el
espacio, genera más luz y da
la posibilidad de crear estilos muy diferentes.

Sala y estudio
Pensando en la funcionalidad del hogar, es recomendable usar repisas o módulos que le permitan tener sus adornos, libros y otras pertenencias en orden; que sean fáciles de limpiar y además decoren el lugar. Otra excelente alternativa es incorporar espejos grandes en el suelo, apoyados en un muro.

Los marcos de madera dan un ‘look’ muy moderno y puede ubicarlos frente a una puerta o cerca de una ventana para que la luz rebote y se vea todo más iluminado, fresco y acogedor. Un muro cubierto de espejos es una solución decorativa que tiene grandes ventajas: amplía visualmente el espacio, genera más luz y da la posibilidad de crear estilos muy diferentes.

No olvide tener un perchero llamativo, le hará más fácil la tarea de ordenar la ropa. Use accesorios como canastos y cajones para guardar mantas, libros y otros objetos. Si el espacio es reducido, los muebles de líneas simples son la mejor opción, puede utilizar una de líneas modernas para situar en un rincón, será otro elemento relevante, también funcionará bien un puff. Otros muebles que puede incorporar en cualquier espacio son: un escritorio o una cómoda contemporánea, que siguen la línea de lo simple y lo neutro.

¡Así que manos a la obra!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here