CLUB DE COMETEROS KOGUI

0
368

Cometa, chichigua, pandorga, chichinga, barrilete y papalote, son algunos de los nombres como se conocen en varios países, estos artefactos más pesados que el viento y que se manejan con una o varias cuerdas. Es así, como en el “mes de las cometas”, les proponemos echar a ‘volar’ su creatividad y conocer la “movida” alrededor de este arte…

Por. María Claudia Spataro
Fotos y agradecimientos: Club Kogui Luz Myriam Bernal – Yezid Vargas

Esta introducción es para ponerlos en contexto sobre nuestro tema: las cometas y más exactamente sobre el Club de Cometeros Kogui. Más que un club, es una comunidad, una familia, que sabe cómo disfrutar de una afición sana y divertida, decorando los cielos de parques y ciudades.

Hablamos con Yezid Vargas encargado de las comunicaciones y miembro activo del club, integrante de Andesky (cometas acrobáticas) y un apasionado del tema.

Nace la Comunidad Kogui
Hace 22 años, Luis Ruiz, Nilza Riveros, Nicolás Civetta, Leonardo Bermúdez y Jorge Beltrán, fundaron el Club Kogui. Actualmente, lo integran 22 cometeros de todas las edades y profesiones, identificados con una pasión en común: volar cometas.

Dentro de estos miembros hay grupos familiares compuestos por niños de entre 3, 5 y 9 años, hasta adultos de 70, como don Luis Ruiz, fundador del club, quien aún se mantiene activo en él.

En estos 22 años, de la mano del Club Kogui ha ido creciendo una nueva generación de cometeros; ellos cumplen sagradamente su cita semanal, convirtiendo este ‘juego de niños’ (que en Colombia se practica especialmente en agosto), en una práctica profesional, que se realiza durante todo el año.

¿Dónde vuelan y quién puede hacer parte del club?
“Todos los integrantes actuales, hemos tenido que mostrar un gran interés y sobre todo pasión por las cometas. Generalmente Kogui se reúne a volar en alguno de los parques que tiene Bogotá, como el Parque El Tunal o el Parque Simón Bolívar. En la temporada de agosto hacemos exhibiciones en distintos escenarios públicos o privados. Después de ver lo que hacemos, casi siempre nos contactan personas interesadas en fabricar y/o volar algún tipo de cometas.

A partir de ese momento pueden participar como invitados en algunas de las actividades del club, donde además del gusto por las cometas, vemos la constancia, dedicación y valores, para poder finalmente, invitarlo a formar parte del club”, asegura Yezid, quien añade: “lo realmente importante, es ante todo, la filosofía de familia, teniendo cada uno sus actividades independientes”.

Jugando con el viento
El club vuela en diferentes puntos de la ciudad, en el Festival de Cometas y en el Festival de Verano, por ejemplo, podremos ver a este grupo que con esfuerzo, trabajo y motivados por el amor a este arte, han logrado representarnos a nivel nacional e internacional, en la ‘movida cometera’.

Cometas gigantes, como la emblemática Kala de más de 100 metros cuadrados, un pulpo de 65 metros de longitud, ballenas, tiburones de 12 metros, perros, conejos, astronautas, dragones y una serie de coloridos motivos, hacen parte del show de Kogui y del mundo de fantasía, que estos cometeros recrean en cada una de sus presentaciones.

Las cometas nacieron en la
antigua China. Se sabe que alrededor del
año 1200 a. C. se utilizaban
como dispositivo de señalización
militar. Los movimientos y los colores de las cometas
constituían mensajes que se comunicaban en la distancia
entre destacamentos militares.

Algunas cometas son fabricadas por miembros del club, otras compradas a fabricantes de diferentes partes del mundo (por su complejidad). En muchas ocasiones las mismas ‘danzan’ en el cielo al ritmo de pistas musicales especialmente seleccionadas.

Con los cobros de algunos de sus shows y exhibiciones, el club reúne año tras año los ingresos que se reinvierten en su totalidad en Kogui; “esto ha permitido que en la actualidad contemos con el show de cometas más grande y espectacular del país (al nivel de los mejores clubes de cometas del mundo) y que hasta ahora solo se podían apreciar en festivales internacionales de EE.UU., Europa y Asia”.

Kogui ofrece gran variedad de espectáculos: cometas de potencia, acrobáticas o deportivas, que permiten a sus ‘pilotos’ dirigirlas a voluntad con 2 y 4 cuerdas, creando un ballet musical sincronizado en los cielos.

Precisamente con esta modalidad, el Club Andesky ha participado los últimos 2 años en el campeonato mundial ‘World Sport Kite Championship WSKC’ en la ciudad de Berck (Norte de Francia), logrando lugares muy destacados.

Año tras año, Kogui lleva su show a distintos rincones del país, así como a festivales internacionales, siempre
presentando lo mejor y más
nuevo de este maravilloso mundo.
Buscando promover y mantener
el interés de grandes y chicos por este “juego de niños”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here