He decidido comenzar este espacio con un tema que desde el origen de la humanidad nos ha preocupado a hombres y mujeres: nuestra estética física. El interés por vernos bien y que los demás nos admiren cuando pasamos a su lado.

Foto: Santiago Castro

Todos queremos lucir radiantes y poder pararnos frente al espejo y ver que esos pantalones que tanto nos gustan se ajustan bien a nuestro cuerpo. Hay algunos que hacen lo que sea por lograr que esto ocurra. Se someten a cuanto tratamiento novedoso y rebuscado existe con el que les prometen adelgazar en tan solo cuestión de días, o esas pastillas que tienen compuestos exóticos y con las cuales se supone lograrán medidas perfectas.

Sin mencionar las cirugías que están a la carta y con las cuales nos convencemos de que seremos otros al salir del quirófano. La realidad es que no existe la dieta milagrosa, ni el tratamiento ideal con el cual nos mantendremos bellos y esbeltos de por vida sin ningún esfuerzo.

Si bien es cierto que hay dietas, suplementos nutricionales que nos ayudan a lograr nuestros objetivos en el peso, tratamientos estéticos que nos llevan a lograr tener esas medidas de impacto y ejercicios con los que tonificamos nuestros músculos (hasta parecer modelos de revistas fitness); si no cambiamos de manera radical nuestro estilo de vida, alimentación y ejercicio, volveremos al punto de partida o incluso peor; puesto que el tiempo seguirá pasando y el metabolismo nos jugará malas pasadas cuando se vaya tornando más lento.

Con esto, no quiero demeritar lo anterior, al contrario, soy consciente de su eficacia puesto que me realizo tratamientos estéticos cuatro veces por semana, entreno mis músculos de lunes a viernes y me alimento con un método en donde manejo mi nutrición para mantener mi peso y medidas bajo control.

Sé que la dieta, los suplementos nutricionales, el ejercicio y los tratamientos estéticos funcionan de maravilla, pero también tengo la certeza de que la clave no está en lo que hagas para lograr un objetivo; sino en cuanto hayas cambiado para llegar a la meta y mantenerte ahí. Esto requiere de un giro de ciento ochenta grados en la mentalidad, entender la importancia de mantener un cuerpo saludable y estéticamente agradable.

Este primer artículo es una invitación a transformar de raíz nuestra aproximación a la cultura fitness, para no perseguir la dieta y el tratamiento milagroso, sino el cambio radical en nuestra forma de pensar y vivir al incorporar la filosofía de vida que nos lleve a mantenernos estéticamente agradables, mientras que a la vez estamos saludables y radiantes.

Tatiana Castro Bodycare
Dirección: Calle 81 No. 13-26 Frente al C.C. Atlantis
Teléfono: (57) 3102100101.
Facebook/ TatianaCastroBodycare
www.tatianacastro.com.co/spa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here