BLANCA HUERTAS…GUARDIANA DE LAS MARIPOSAS MÁS ANTIGUAS DEL MUNDO

0
413

Cuatro científicos representan la cara del Museo de Historia Natural de Londres (Reino Unido) y ¡la doctora Blanca Huertas es una de ellas!

Por. Sissi Varela
Fotos: Cortesía Museo de Historia Natural de Londres

Blanca lleva 10 años en el departamento de ciencias y es la Curadora de mariposas del museo; es decir, resguarda la colección más grande y antigua de mariposas del mundo (por lo menos 5 millones de especies), algunas están allí desde los años 1700. Entre los tesoros que aquí se guardan están los hallazgos de Charles Darwin durante sus viajes por el mundo.

Por supuesto, Blanca no solo las cuida manteniéndolas libres de hongos, su labor es científica. Está involucrada en toda clase de proyectos; desde descubrir nuevas especies de mariposas y estudiarlas, hasta escribir informes científicos relacionados con su trabajo de campo y de laboratorio. Con su equipo de trabajo nutre la colección y atiende a las decenas de investigadores provenientes de todo el mundo que buscan información.

Cada vez que tiene la oportunidad organiza expediciones a lugares tan remotos como el Parque Nacional Chiribiquete, en la Amazonía colombiana. Entre los años 2009 y 2014 descubrió con algunos de sus colegas nuevas especies de mariposas colombianas, entre ellas, la mariposa con bigotes, bautizada por Huertas con el nombre científico: Splendeuptychia ackeryi, proveniente de la Serranía de Yariguíes.

En el año 2016, Blanca lideró un equipo internacional de expertos provenientes del Reino Unido, Estados Unidos, Colombia y Perú, que descubrió una nueva especie de mariposa que vuela únicamente en ciertas áreas de la región Amazónica de Colombia, Ecuador y Perú, cuyo nombre Magneuptychia Pax, está dedicado a la paz.

“No entrevisto
a las mariposas,
pero con mis ojos pregunto
lo que quiero saber de ellas”

Tierra de mariposas
A través de los años ha publicado cientos de artículos, dictado conferencias, realizado videos y participado en documentales para la BBC de Londres y National Geographic. “Después de 20 años trabajando con mariposas e insectos, todavía me llena de emoción verlas, saber cómo se llaman, conocer nuevos bosques… a veces cuando veo una nueva especie, me pregunto si la tienen en el museo”.

Y aunque empezó a estudiar las mariposas en su natal Colombia, ya no lo hace con exclusividad. En este museo su labor científica es muy amplia e implica trabajar con especies de todo el planeta. “Mi trabajo es como dicen los ingleses el ‘full picture’. Es como si me mandan a la punta de la montaña donde no puedo ocuparme de cada cosa que está allí, pero veo lo que está pasando alrededor”.

Del hobby a la profesión
La fascinación por los insectos nació cuando era una niña y su papá, los llevaba de paseo por las montañas del país. “Mi carrera empezó con el interés que sembró mi padre, pero fue cosechado por mi mamá y mis hermanos, quienes siempre estuvieron allí para ‘patrocinarme’ cada escapada o cada locura colectando mariposas”. Blanca agrega, que a los 13 años ya tenía recolectados cientos de insectos, plantas y flores, pero para las mariposas tuvo que armar con su familia una red casera con un palo de escoba, un pedazo de jean y unas cortinas de la casa. Lo que nunca se imaginó en aquel entonces, es que el hobby terminaría siendo su vida.

Al graduarse del colegio en Bogotá ya había definido su meta, estudiar biología en la Universidad Pedagógica Nacional, la ciencia era lo suyo. Tiempo después llegaron al país unos estudiantes de la Universidad de Cambridge que venían de expedición a la Bota Caucana. Blanca fue escogida para viajar en esa expedición y ahí se conectó con los científicos ingleses, que la impulsaron para que buscara becas y siguiera preparándose. Tiempo después viajaría a Inglaterra. Uno de sus primeros objetivos fue convertirse en voluntaria del Museo de Historia Natural de Londres. ¡Y lo logró! Con esto se fueron abriendo puertas.

Blanca lleva 20 años de su
vida, dedicada al estudio de
las mariposas, ahora es
Curadora de mariposas
del Museo de Historia Natural
de Londres.

Un camino duro… pero colorido
El camino recorrido por Blanca Huertas ha sido largo y muy trabajado. Cuando se le pregunta cómo fueron los primeros meses en Londres me contesta: “¡duros!, tres cosas que nos son fáciles: ser extranjera, ser mujer y joven… hay que romper muchos esquemas para poder entrar a los círculos”. Blanca añade, que en más de una ocasión ha tenido que probar, que sí se puede ser científica estando casada y siendo madre. Aunque la vida a veces es complicada para ella y su familia, se siente feliz de alcanzar sus metas. A ella, nada le gustaría más, que ser una inspiración para otras mujeres.

Huertas es la única colombiana
en el mundo que tiene acceso
a tal variedad de mariposas,
algunas conservadas
desde el siglo XVIII.
Pocos conocen a fondo las
mariposas del trópico como
ella, por eso ha descubierto varias especies.

Obtuvo su maestría y luego el doctorado. En el 2007 comenzó a hacerse real el más grande de sus sueños; ocupar exactamente la posición que visionó cuando apenas llegó a Londres: ‘Curadora de mariposas del Museo de Historia Natural’. Aún se pellizca, ¡no puede creerlo! “A veces salgo del museo por la noche, cuando se ha ido el público, las galerías están oscuras, me paro a ver el edificio y no puedo creerlo todavía. Pienso: ¡estoy cruzando por un edificio que tiene más de 250 años de historia y por el cual han pasado los más grandes investigadores y estoy aquí!”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here