AYUNAR UNA NUEVA FORMA DE PRESERVAR NUESTRO ORGANISMO

0
238

El ayuno es una práctica milenaria, que poco a poco ha venido expandiéndose en la sociedad actual.

Por: María José Dodard

Definido como el acto de abstenerse parcial o totalmente de beber o comer, durante un tiempo, el ayuno se ha convertido en una herramienta para mejorar nuestra salud. Femme les cuenta un poco más sobre esta práctica.

Los orígenes
El ayuno ha sido utilizado por las más antiguas civilizaciones. En la antigua Grecia, los grandes filósofos como Platón y Sócrates, elogiaban sus beneficios para la salud mental, y Pitágoras obligaba a sus alumnos a ayunar antes de entrar a sus clases. Los egipcios lo practicaban como remedio para curar la sífilis. Los persas y los griegos ayunaban para mantener su vitalidad y resistencia.

En la Edad Media, para los sacerdotes y médicos era una cura para el alma y la mente, en esa época en la que las enfermedades se expandían rápidamente.

Muchos años después, fue usado como medio de revolución social, con las huelgas de hambre.

¿Por qué ayunar?
Nuestra sociedad actual y la industria agroalimentaria nos han aportado alimentos nuevos, diferentes y sabrosos. ¿Por qué debemos privarnos de comida? ¿Qué interés tiene hacerlo?

Es una práctica muy personal, que debe ser seguida o prescrita por un médico para evitar carencias. No debe hacerse por seguir una moda, ni por darle gusto a otras personas, ya que requiere cierto esfuerzo y como al empezar un deporte nuevo, los objetivos que buscamos nunca son los mismos que los de los demás. Se habla de ayuno cuando han pasado mínimo 14 horas sin comer.

Según las personas y su forma de alimentarse, el ayuno le da un momento de pausa a nuestro intestino, sobre todo después de un exceso en el que sintamos poco confort intestinal. De igual forma, puede ser útil para perder peso, y también puede aliviar ciertos síntomas de colon irritable.

Investigadores del Instituto del
Corazón del Centro Médico
Intermountain en EE.UU., aseguran que el ayuno, no
sólo reduce el riesgo de enfermedades
del corazón y diabetes, sino que
también provoca cambios positivos
importantes en los niveles de colesterol de una persona.

Los diferentes tipos de ayuno
Existen varias formas de ayunar, y como se explicó previamente, todo depende del objetivo que esté buscando.

Se puede ayunar algunas horas, o varios días a la semana; el tipo más común, es el intermitente, ya que es el menos restrictivo. Consiste en reducir considerablemente la ventana de horas en la que se consumen alimentos durante el día. En general, quienes lo practican hacen un “16:8”, lo que significa 16 horas sin comer, y 8 en las que se pueden ingerir alimentos. Para la mayoría de practicantes, el ayuno se hace de 8 o 9 de la noche, a 12 del día o 1 de la tarde del día siguiente, ya que 8 de estas 16 horas las pasaremos durmiendo, y para la mayoría de las personas saltarse el desayuno es bastante fácil.

Lo importante es que en los periodos de alimentación, nuestra dieta sea sana para maximizar los efectos positivos del ayuno intermitente. De igual forma, este se puede practicar un día o varios días a la semana, o bien en ciertos periodos del año durante una semana completa; existen personas que viven en ayuno intermitente. Además, a diferencia del que se realiza por cuestiones religiosas o morales, hay bebidas autorizadas: agua, café y té sin azúcar. Es importante consultar un médico, que podrá explicarnos la mejor forma de integrar esta práctica en nuestra vida.

En esta oportunidad traigo algunas recetas ligeras y nutritivas para el momento de romper el ayuno.

Ensalada vegetariana de Quinua (4 personas)
-150 gramos de quinua cruda.
-2 tomates en cubos.
-1 aguacate en cubos.
-1 pimentón en cubos.
-5 espárragos cocinados.
-Nueces o marañones (al gusto).
-Jugo de limón y vinagre balsámico al gusto.
-Sal y pimienta.
Cocinar la quinua en agua y reservar. Saltear el pimentón en un poco de aceite de oliva. Mezclar todo en un recipiente y sazonar al gusto con las nueces, jugo de limón y vinagre.Sopa de cebolla puerro y maíz.
-4 cebollas puerro.
-2 mazorcas desgranadas.
-Medio zucchini.
-3 papas sabaneras.
-1 cubo de caldo de gallina.
-Sal y pimienta.
Picar todas las verduras y saltear en una olla con aceite de oliva hasta que estén bien doradas. Agregar agua hasta tapar las verduras, el cubo de caldo de gallina, cubrir y dejar hervir a fuego lento 30 minutos o hasta que las verduras estén cocidas. Licuar y sazonar al gusto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here