ARIEL ARMEL ARENAS

Director Cátedra de la Paz

0
5086

Perfil: Es fundador y presidente de la Confederación Colombiana de Consumidores desde 1970. Fue promotor de la Ley 73/81 del Estatuto del Consumidor, llamado también “Ley Armel”. Estudió ciencias económicas y jurídicas en la Pontificia Universidad Javeriana y cursó estudios de Comercio Exterior en Buenos Aires.

“Hay algo tan necesario como el pan de cada día,
y es la paz de cada día; la paz sin la cual el mismo
pan es amargo”: Jimi Hendrix

 

Cátedra de la paz, más allá de las negociaciones

Desde donde se mire, la educación es, en un sentido amplio, el medio idóneo para crear la cultura de la paz. Y para que ésta logre sus objetivos es menester unirla al desarrollo humano sostenible, al respeto de los derechos y a la justicia social.

La cultura de la paz habrá de contribuir -con la inspiración de Dios- al fortalecimiento de los procesos de democratización integral, al pluralismo político y a la participación real de la sociedad civil; implementando sistemas educativos y de comunicación integrales que permitan plantar, en todos los niveles y sectores, los valores éticos que la sustentan comenzando por la infancia, los formadores de formadores y los especialistas de la opinión pública.

Por estas razones fundamentales, en buena hora tuvimos la fortuna de proponer el Proyecto de Ley que lleva el No. 174 de 2014: “Por el cual se establece la Cátedra de la Paz en todas las instituciones educativas del país”.

Para destacar algunos de sus propósitos y reglamentaciones se han incluido apartes de la ley que reza así: “garantizar la creación y el fortalecimiento de una cultura de paz en Colombia, establézcase La Cátedra de la Paz en todas las instituciones educativas de preescolar, básica y media como asignatura independiente”.

“Consolidar un espacio para el aprendizaje, la reflexión y el diálogo sobre la cultura de la paz y el desarrollo sostenible que contribuya al bienestar general y el mejoramiento de la calidad de vida de la población”.

“La cátedra de la Paz será obligatoria y se ceñirá a un pensum académico flexible, el cual será el punto de partida para que cada institución educativa lo adapte de acuerdo con las circunstancias académicas y de tiempo, modo y lugar que sean pertinentes”.

“Instituciones educativas de preescolar, básica y media, incluirán en sus respectivos planes de estudio la Cátedra de la Paz”.

Esta iniciativa, fascinante por el halo mágico que la circunda y la fuerza colosal de su contenido, fue aprobada en primer debate el 23 de abril/14, en la Comisión Sexta del Senado de la República

Una cosa es acabar, mediante negociaciones, el conflicto que degrada a Colombia y destruye, brutalmente, la vida de sus comunidades. Y otra, es crear la cultura de la paz. Para transformar en un hábito de vida irrenunciable, la decisión de vivir en paz.Y para que no vuelva la guerra.

¡Bienaventurados quienes hagan posible la aprobación de esta Ley!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here