ÁNGEL YÁNEZ ¡POR SIEMPRE!

0
1529

ANGEL YAN

En 2005, cuando Naomi Campbell visitó Colombia, llegó sin maletas, por una confusión las enviaron a otro lugar. La modelo, solo tenía una opción: llamar a una amiga en Francia y consultar quién la podría vestir en nuestro país, la respuesta no podía ser otra: Ángel Yáñez. Eran las 11 de la noche cuando arribó a la casa-taller del diseñador, quien junto a su equipo estaba atento a las necesidades de la Top Model. Una fría noche que se convirtió en una amena velada

Esta es una de las experiencias con grandes personalidades que el santandereano de pura cepa recuerda. La delicadeza, creatividad y finura en cada uno de sus diseños ha enamorado a las mujeres de todos los continentes y el amor por su trabajo lo ha convertido en uno de los grandes de la industria de la moda.

Ángel Yáñez llena las alfombras rojas con sus diseños, su trabajo es arte… en esta oportunidad, nos adentramos en el corazón del diseñador, quien sin titubear confiesa que su gran mentor fue Ángel Sánchez. Es descendiente del Conde de Cuchicute (personaje de la cultura popular santandereana), quizás por eso adora la buena mesa a manteles.

Ángel Yáñez nació en Cúcuta y de la mano de Arturo Tejada inició su exitosa carrera. ¿Recuerda esa época?

Si, claro. Era el único hombre entre 75 mujeres y empecé a estudiar a escondidas de mi papá. Él era ganadero y muy machista, cuando descubrió que yo había terminado mi primer semestre de Diseño fue tenaz.

Me enviaron al Ejército, por fortuna siempre he tenido muchos amigos dispuestos a ayudar, entonces me sacaron antes de que izara bandera. Regresé a Bogotá a seguir estudiando lo que me gustaba, en tercer semestre secuestraron a mi papá. Fue difícil, pero me ayudó mucho porque tuve que empezar a trabajar desde joven. Desde ahí ya vendía mis diseños a profesores. Siempre he sido creativo y muy trabajador, pero nunca fui buen estudiante.

¿Fue difícil consolidar un nombre?

Lo más difícil para mí (al venir de una educación tan machista), fue encontrar mi propia imagen. Crecí en un mundo donde se discriminaba a la gente por su trabajo… ser peluquero o diseñador era fatal. Entonces empecé a admirar diseñadores internacionales. Fui ‘fan’ de Valentino, siempre lo veía con sus zapatos color miel y su traje impecable.

¿En aquel tiempo había competencia entre diseñadores?

Si la había, voy a decir algo un poco “pedante”, soy el primer diseñador de mostrar, por su comportamiento y por su forma de vestir en una ciudad tan cachaca. Claro que yo me di a conocer afuera, no acá. Cuando vi que me estaba yendo bien, empaqué maletas y me fui a mostrar mi trabajo y probar fortuna.

¿Cuál fue esa diferencia que lo sacó del común de los diseñadores?

Cuando separaron Miss Colombia de Miss Mundo hicieron un concurso de diseñadores y me invitaron a participar. Ahí conocí a Ángel Sánchez (el diseñador venezolano) e iniciamos un romance, me fui a vivir a Venezuela. Nos casó la hija de Clint Eastwood en Albuquerque (Nuevo México).
Conocer a Ángel Sánchez y entrar en ese mundo me pulió muchísimo, parecía un niño en una juguetería. A su lado aprendí demasiado, viajé y conocí el planeta. De alguna manera tuve una vida de excesos a los que yo no estaba acostumbrado.

¿De Ángel Sánchez aprendió su alta costura?

Él fue mi maestro en alta costura, nadie la hace aquí. La gente cree que hacer alta costura es hacer un diseño bonito y brillante y no, es hacer una sola pieza. Es la artesanía que se logre.

Usted diseña, crea y se recrea con cada traje, ¿cuál era su objetivo?

Mi objetivo era abrir mundo, a mí siempre me ha gustado lo bueno. Soy insoportable, si me siento en una mesa es a manteles, no sé cómo explicarlo. Somos 6 hermanos de una familia santandereana, de clase media, desde niño la ropa para mí, era muy importante, no me gustaba que me tocaran mis camisas. Todo para mí, era la imagen.
Mi familia siempre contaba historias del famoso Conde de Cuchicute que era el hermano de mi

CONOCER A ÁNGEL SÁNCHEZ Y ENTRAR EN ESE MUNDO ME PULIÓ MUCHÍSIMO, PARECÍA UN NIÑO EN UNA JUGUETERÍA. A SU LADO APRENDÍ DEMASIADO, VIAJÉ Y CONOCÍ EL PLANETA”.

abuelo. No era conde, pero era un excéntrico que compró el título, quizás eso influyó un poco (Risas).

¿Se venden al mundo sus diseños?

Todo el tiempo mis diseños están en alfombras rojas, visto a muchas personalidades internacionales, nunca he dejado de hacerlo. Hace poco le enviamos un vestido a María Celeste Arrarás, porque iba a entrevistar a Obama, ella me busca para ese tipo de cosas. La verdad es que no es cantidad, sino calidad.

¿Sus diseños son caros o costosos?

Podríamos decir que soy costoso; caro es cuando el producto no es de buena calidad. Siempre construyo ropa con las mejores piezas y los mejores materiales. Esa mezcla de texturas, de pedrería es maravillosa. Mi trabajo siempre ha sido artesanal y me gusta hacer las telas.

Puedo comprar cualquier tipo de paño, pero le cambio su textura y lo intervengo para que sea único.

¿Cuántas pasarelas internacionales?

Muchísimas. Todos los años estaba en Punta del Este, Argentina, siempre iba por Centroamérica. Fui el primero en el Fashion Week de Miami, incluso propuse el listado de los mejores diseñadores hispanos para que participaran. Por un tema familiar en los últimos 5 años me alejé de los desfiles. Hice uno para la inauguración de la Cámara de Comercio de Miami, donde fui invitado especial

¿Alguna vez estuvo en Colombiamoda o no es un target para usted?

Creo que estuve en una oportunidad cuando estaban iniciando. Fue una experiencia muy desagradable para mí porque las señoras en primera fila decían que dónde se iban a poner esos vestidos. Pensé: ¡Estoy en el lugar equivocado!

En esta maravillosa carrera hay un receso, ¿qué pasó?

A mi hermana Lupita le diagnosticaron cáncer, fue un periodo muy difícil y el desenlace fue su muerte. Ella era quien administraba la empresa y ha sido todo un proceso retomar las riendas, pues no soy administrador, soy creativo.
En noviembre pasado presenté mi colección en EE.UU. Este año estaré en México y debo decir, que estoy de regreso.

Háblenos del Festival de la Lana de Cucunubá que coordina hace varios años.

El Festival lleva 7 años, Pedro Gómez (empresario de la construcción) es de Cucunubá (Cundinamarca). Lastimosamente el municipio se estaba quedando vacío, para recuperar toda esa riqueza cultural y ancestral del manejo de la lana, él decidió renovar el municipio, arreglar las casas y hacerles mantenimiento.
Como parte de su estrategia para que los artesanos regresaran, les obsequió telares y estamos en la lucha. Nuestro objetivo es diversificar los usos de la lana, queremos que trabajen y ganen bien. Llevamos 5 años haciendo eventos, ahora estamos en un cambio muy positivo, pues la dirección está a cargo de Lina Arbeláez, quien le ha dado el toque internacional.
En el 2014 asistieron el príncipe Carlos y la duquesa Camila Parker, quienes se enamoraron de dos de mis trajes y se los llevaron para su museo. Quedaron fascinados con ‘El camino de la lana’ que hicimos con Pilar Castaño. Vamos a crear una infraestructura para procesar lana y tener una tipo exportación. El más reciente Festival, fue una maravilla porque inclusive marcas de cosméticos como Masglo lanzaron sus líneas de esmaltes inspirados en él.

Hablemos un poco de usted, su familia… de ese hijo maravilloso y consentidor que es……

Pues mi mamá tiene 86 años, no pudo seguir viviendo en Bogotá por la altura, tampoco en Cúcuta porque somos desplazados por la guerrilla, entonces me puse en la tarea de buscar una finca cerca de la capital, pero con un clima más cálido. Después de mucho andar encontré una, la compré y la estoy reconstruyendo. Ahí vive mi madre, le armé su casa. Debo confesar que soy un arqui

Html code here! Replace this with any non empty text and that's it.

FSC_6942

tecto frustrado… ahora preparo la mía. Estoy feliz, me encanta la vida de campo, cultivo orquídeas y siembro árboles frutales (adoro los cítricos).

Quiero que a futuro mis hermanos tengan un espacio, estoy demarcando los lotes, espero que cada uno construya su casa allí.

¿Ahora qué opina su familia del lugar destacado que ocupa Ángel Yáñez en el mundo de la moda, después de oponerse?

Mi familia todavía me ve como un loco, ellos no dimensionan. Pensarán que quién sabe cómo hago… (risas).

¿Cómo es la mesa en su finca, artesanal o a manteles?

No puedo comer si no es a manteles, a mí hasta para un café me encanta que me pongan la

tela, el detalle y la cucharita de plata. Soy como de otra época y trato de conservar esas costumbres.

¿Qué color recomienda para que la mujer esté siempre elegante?

Veo todo en blanco y negro, como los personajes de cómics, para mí todos lo son. Vivo en un cuento… pero si voy a hablar de algún color: el rojo cereza. El blanco y negro son neutros. El rojo es el único color que uso en los desfiles, me parece el más elegante y apasionado. Si vas a la opera de París debes usar un traje largo rojo, nada mejor.

Un momento inolvidable

Son tantos, he sido muy afortunado en mi vida. Fabuloso saber que Naomi Campbell llega a Colombia, sus maletas se pierden, llama a una amiga en París a preguntarle qué hace en Colombia

“MI FAMILIA SIEMPRE CONTABA HISTORIAS DEL FAMOSO CONDE DE CUCHICUTE QUE ERA EL HERMANO DE MI ABUELO. NO ERA CONDE, PERO ERA UN EXCÉNTRICO QUE COMPRÓ EL TÍTULO, QUIZÁS ESO INFLUYÓ UN POCO EN MI FORMA DE SER” (RISAS).

¿Un material que nunca pasa de moda?

El paño indiscutiblemente.

¿Una modelo ideal?

Carolina de Mónaco, ella es “la más”.

¿Una película?

El discreto encanto de la burguesía.

y ella le recomienda que me busque a mí. Me contactó, llamé a los empleados y la atendí a las 11 de la noche. Eso se llama suerte y el resultado de un trabajo.

¡O mejor “ángel”!… (Risas) ¿Cuál es su sueño no cumplido?

Me encantaría que la gente realmente sepa de moda en este país. Lamentablemente no es así, no hay curaduría.

Un sitio para amar…

Mi finca de Cúcuta, es un paraíso que tiene un nacimiento de agua natural. Era de mi papá y mi abuelo, pero lamentablemente no puedo ir.

¿Está enamorado?

De la vida… de la moda… No estoy enamorado de una persona, yo creo que he reemplazado ese amor de pareja al que te refieres con otros amores, ese ya lo tuve. Estoy feliz así como estoy, no soportaría ni que se sentaran en mi cama, ni que tocaran mi ropa, ¡nada!… Me cuesta trabajo compartir mis objetos personales.

Una cena ideal

¡A manteles! Puede ser en una cancha de fútbol, pero si es a manteles para mí es perfecta.

¿A quién admira en el mundo de la moda?

Admiro a Valentino, Christian Lacroix, Saint Laurent, me tocó crecer con ellos vivos, he sido muy afortunado en ese tema.

¿Qué opina de Cortázar?

Me encanta su trabajo, lo conozco desde niño, éramos vecinos en Miami. Siempre fui muy rumbero y recuerdo que Madonna lo entraba a las fiestas, eso es dificilísimo en EE.UU. Él tiene una carrera muy bonita y va muy bien.

¿Cómo ve a Colombia en una pasarela internacional?

Yo creo que de 1 a 10 vamos en 6. Me gusta lo que está haciendo Silvia Tcherassi y la imagen que está dejando en Colombia. Me gusta lo que hace Cortázar y Jorge Johnson.

¿Seguirá haciendo alta costura?

¡Hasta que me muera! Amo mi trabajo y lo transmito en mis diseños.

¿Qué viene para este 2016?

Necesito muchos millones de dólares (Risas). Estoy lleno de energía nuevamente, creo que superé todas las adversidades, estoy haciendo mi nueva colección a la que Pilar Castaño bautizó como: “Oscurantismo Victoriano”.

Le propongo que hagamos los tips de la verdadera elegancia en nuestra revista. ¡Piénselo!

¡Por supuesto! En una próxima edición estarán mis tips de moda. Espero que estén ávidas a leerlos, son consejos atemporales.

Éste es un homenaje para usted, el De tú a tú lo rescata de estos 5 años que estuvo distante y que vuelve a empezar. La portada tiene a una gran modelo vestida por usted.

Para mí es un honor acompañarte en tu revista. Soy muy afortunado de poder hacerlo con Catalina Aristizábal, una musa con quien he trabajado mucho.

Tendremos Ángel Yáñez para rato

Pues mi madre tiene 86 años. ¡Yo espero trabajar hasta los 100! (Risas).

angel yanes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here