Alto los Carneros Reserva – La nueva apuesta de Casa Domecq

0
159

Alto Los Carneros Reserva Merlot y un Alto Los Carneros Reserva Sauvignon Blanc son el resultado de una larga búsqueda por los terroir chilenos.

El mercado colombiano es cada vez más exigente a la hora de elegir un vino, por lo que es tan importante que los importadores de vino permanezcan a la vanguardia.

Alto los Carneros Merlot,  es un vino de color rojo rubí intenso, que destaca en nariz aromas a cassis, moras y frutos rojos, además de tabaco. En boca tiene un sabor largo; con suaves taninos y notas que recuerdan a ciruelas y uvas pasas.

 

 

 

 

Altos los Carneros Sauvignon Blanc, una cepa que destaca por su frescura y acidez.  De color verde pálido, en nariz resalta el aroma a pomelo y cebollina, de carácter herbáceo; su equilibrio, acidez y peso en la boca confirman la calidad y origen del vino. Esto es una clara demostración de un Sauvignon blanc clásico de Chile.

 

 

 

¿Cómo nace Alto los Carneros Reserva?:

Antiguamente, el vino se compraba en las bodegas, a granel, aun en sus barriles de guarda. Así se transportaba, para luego ser trasvasado a vasijas más pequeñas. Con el paso del tiempo apareció la botella y el corcho, y los vinos finos que se embotellaban ya podían venderse, identificando claramente el origen geográfico, quien los producía, quien los seleccionaba y quien los embotellaba.

Importantes empresas europeas se fueron estableciendo, dedicadas a la producción y al comercio del vino. Muchas veces los agricultores llevaban su uva a grandes bodegas, o cooperativas, donde podían fermentar sus mostos, unas veces mezclado, otras por sí solo, dependiendo de la calidad y la importancia de la región. Quienes tenían más capital, construían sus propias bodegas, allí, en manos de enólogos que seguían viejas recetas, y expertos degustadores que ayudaban en la degustación y selección de los vinos, buscaban compradores que pudieran apreciar su trabajo y calidad resultante. Se establecían los precios de compra, que podían ser altos o bajos, según la reputación, la oferta y la demanda. Los vinos se transportaban embarrilados, en buques, llegando a los puertos, donde había plantas de envasado, que luego despachaban el producto terminado a los distribuidores. Se destacaban en el mundo de los conocedores, aquellos mercaderes de vino, que minuciosamente exploraban la geografía de las zonas vitícolas, para encontrar aquellos caldos que resultarían después resaltados por su calidad y nobleza. Grandes vinos, grandes nombres, que la historia recuerda con respeto.

La Casa Domecq ha rescatado la tradición que caracterizó a los míticos compradores de vino en Bristol presentando al mercado Alto Los Carneros Reserva. Comenzamos con una apasionante búsqueda de vinos a lo largo y ancho de Chile, habiendo podido seleccionar un Alto Los Carneros Merlot y un Alto Los Carneros Sauvignon Blanc, con calidad “Reserva”, que representan la elegancia de la vitivinicultura chilena.

“Nuestro viaje comenzó en Chile, pero seguramente nos llevara a otros países del nuevo y viejo mundo, buscando Sangiovese y Pinot Grigio en Italia, Tempranillo y Albariño en España y Portugal, Malbec de Argentina, Cabernet Franc en Chinon o un Syrah australiano. Todos estos vinos se podrán identificar con la etiqueta que garantiza que fueron seleccionados de manera exclusiva por nosotros. Alto Los Carneros es la realización de una gira mundial de ensueño” comenta Isidoro Esquenazi, gerente de mercadeo para Casa Domecq.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here